<> Cyber-Corredera

Cyber-Corredera

|| Servicio informativo del enfermero Pinto

  
Unidos por el mar
y exhaustos por el último poste
 
 
No 83
 Abril / 2007
Informativo virtual 
para integrar  la familia naval colombiana 
www.cyber-corredera.de

LOS 40 AÑOS DEL CONTINGENTE 42
Por ?lvaro Enrique Leal S./  42 076.

“No eran caterva de vencejos”
El contingente naval 42 se reunió en Cartagena, el 13, 14 y 15 de abril pasados para celebrar 40 años de haber ingresado.
En el año 1967, la primavera de sus vidas, imberbes adolescentes, algunos sin haber cumplido 16 años, entraron a hacer 5º bachillerato con la posibilidad de llegar a ser oficial de la marina colombiana.
Unos llegaron para probar o probarse. Otros, la mayoría, como yo, por un cartón de bachiller, dos años después. Otros por aventurar, rumbo al mar, allende la ciudad más linda del Caribe: “Cartagena de Indias”, la Heroica. La de “la cruz y las espadas”, callejuelas empedradas, la de Blas de Lezo, Núñez y el “Tuerto” López,  la amurallada, la de garitas, castillos y cañones, la de piratas y corsarios, la de la historia y la leyenda.
Lo que el “Tuerto” López no pudo saber es que, hoy, aunque hay tanta riqueza, como pobreza, por lo que el desaliño no es tan franco en muchas partes de la ciudad, pero demasiado en otras, las carabelas volvieron a la rada, pues el mismo año de 1967, en abril, se firmó el contrato de construcción del velero “Gloria”, y la botadura del casco fue hecha en octubre, con lo que renacía, para la ciudad, sino las carabelas, el espíritu de veleros que surcan los mares para conquistar el corazón de los románticos y templar el espíritu de los hijos del viento y de las olas que se mecen bajo su imperio, desde un susurro que acaricia, hasta una tempestad que puede doblegar al espíritu mas aguerrido, para demostrarle al ser humano que tan poco se es ante los designios de una naturaleza embravecida.
Cuando nuestro “Gloria” no navega los mares del mundo, enarbolando y mostrando, con orgullo, la bandera patria, permanece atracado a la entrada de Bocagrande, frente al Batallón de Infantería de Marina, en los muelles de la Base Naval,  y, aunque “el aceite ya no venga en botijuelas”, ni estamos en tiempos coloniales, una horda de águilas caudales, que no eran una caterva de vencejos, puso ayer sobre sus lares, el recuerdo de unas vidas que empiezan a remontar los tiempos, sobre el viento firme de, ya, largos años vividos, que tuvieron un génesis en la Escuela Naval de 1967.
 
 
El destino quiso que un ministro, dos almirantes, un comandante, otros, antiguos oficiales, o profesionales, donde es fácil encontrar ingenieros, constructores, banqueros, industriales, científicos, publicistas, agricultores, ganaderos, arquitectos, escritores, poetas del verbo y de la vida, aventureros de caminos que han dado la vuelta al mundo, por tierra, mar y aire, como que muchos lo hicieron en el velero mismo, por el sur, de este a oeste, en 1970, otros con el rumbo que les dictó la rosa de sus vientos para encontrar un destino que respondiera al albedrío de su propia libertad y flirtear con lo desconocido, para, tras el polvo del camino, conquistar nuevas tierras, otras gentes y culturas, que los ayudaron a encontrarse a sí mismos,  compromiso del que muchos han salido airosos, con señorío, con garbo, con brío, armados, ya, caballeros de los mares y de la vida, en una escuela, tan prusiana como espartana, donde no había espacio para la libre disipación, que no fuera una cocacola y un pastel gloria, despachado por Mañe, o por Martínez, después de recoger cientos de colillas y evadir una horda de cadetes antiguos cuyo único oficio, en horas de descanso, era joder, porque sí, o porque no, dado que “para aprender a mandar”, primero, “había que aprender a obedecer” y eso era algo que sólo se podía vivir, de una manera peculiar, en carne propia, habiendo sufrido las consecuencias de lo uno y otro, en una Escuela que a diferencia de hoy, que parece un oasis, era un desierto de caracolejo, pero no por ello un lugar desprovisto de una amistad fraterna que resiste los embates de los años con dignidad y con alegría.
Sobre esa disciplina la marina inglesa edificó su propia leyenda, que la hizo la mejor del mundo, y que se extrapoló, por el capitán Binney, al alma mater de la Armada colombiana, en la historia de los tiempos modernos.
Nunca se volverá a ver imberbes de 16, ni 5 años de escuela. Acaso, difícilmente, almirantes, comandante, y ministro de defensa, al mismo tiempo, ni tanto “mamagallo” junto, ni tanto trote, ni el calabozo, que es una leyenda, y que nos hace, a los que lo sufrimos, incluido al ministro Santos, sujetos de una envidia, como que bordeamos algún circulo de Dante, y donde había que entrar, para enfrentar a nuestros propios demonios, de miedo y soledad, con  pantaloneta y tenis, sin cordones, tenis que no servían para caminar, no había espacio para ello, eso sí para acurrucarse y hacer pipí, por el huequito, sino para exorcizar los demonios y utilizar uno como almohada y el otro para matar cucarachas, sobre una loza de concreto que afortunadamente era lisa y no rugosa, de día lubricada por el sudor de nuestros propios cuerpos que hervían bajo un techo, igual, placa plana de concreto que absorbía con avidez el calor del sol, detrás de los hornos de la cocina, para hacer de los días un infierno y de las noches una eternidad, en la que se dudaba si fuera bueno que, de nuevo, brillara el Sol, aceptando al final de la soledad y de la noche, que a pesar del calor, fuera bueno para acertar la ubicación de las cucarachas que pululaban las mentes y los cuerpos, pero, lo bueno era la certeza de que se había probado lo peor, y, de que ya, nada, nunca, sería igual.
A riesgo de fenecer había que usar el calor para templar el espíritu como el acero cuando se forja a martillazo limpio.
¡Eso nos hizo hombres!
Porque al trote uno se acostumbraba tanto que ni hacía mella.
¿Que si eso fue bueno, malo o feo?
No lo sé, pero, lo que si sé es que no fuimos: ni “una caterva de vencejos”, ni, mucho menos, somos, la horma vencida, ajada, caduca, de algún par de botas de infantería que nunca fueron viejas porque se quedaron en la casa al empezar segundo año.
Y es que nos volvimos, demasiado, perros.
A los 16 éramos reclutas en la Escuela Naval.
A los 17 nos queríamos comer al mundo, comenzando por los reclutas del 44.
Se vuelve al pasado para entender que el dolor y el sufrimiento son parte de la felicidad porque no hay ganancia sin esfuerzo y si la hay, y no lo hubo, ¡no valió la pena!
Por eso fue tan grato regresar al “alma mater”, 40 años después.
Además del Ministro de la Defensa y el Comandante de la Armada gente prominente pertenece al 42.
Gente que desde ámbitos diferentes han hecho patria y son felices, como niños, al recordar los viejos tiempos en que fuimos bautizados, al fuego y agua, para acrisolar nuestros espíritus con carácter prusiano, como era la Escuela, entonces, y templarlo, con el conocimiento de la ciencia y del mar, de donde todo viene y a donde todo vuelve, como nosotros el pasado fin de semana.
Volvimos para re encontrarnos con nuestras raíces y nuestros hermanos y hemos hallado que la aridez ha florecido en un jardín, que el calabozo no existe, y que la
 
 
REGISTRO FOTOGR?FICO
 
 
 
`
 
 
 
 
 
 
 
fraternidad, a pesar de la aridez y el calabozo, ¡fue para siempre!
Asistentes a la reunión:
AGUILAR QUINCHE LU?S
ARANGO JORGE LU?S
ARENAS GRANADA LUCIO A.
BARRERA HURTADO GUILLERMO ENRIQUE
CALVO ESCOBAR JOSÉ LU?S
ROC?O HURTADO por CAMPO THORNE JESÚS GUILLERMO (q.e.p.d.)
CASTRO GALVIS FERNANDO
CIFUENTES MADARRIAGA ERNESTO
CORREA OCHOA JAIME
ESPINOSA POSADA SERGIO
FORERO MORALES JAIME ENRIQUE
GARC?A LLOREDA FERNANDO
HARKER HEINKE SANTIAGO A.
JIMÉNEZ S?NCHEZ CARLOS G.
JUDEX PÉREZ HENRY
LEAL S?NCHEZ ?LVARO ENRIQUE
LESMES ABAD WILLIAM OMAR
MADRID TRUJILLO ORLANDO
MARTINES FERN?NDEZ LU?S GUILLERMO
MÉNDEZ GUTIÉRREZ JORGE
MERCH?N PINZON GONZALO
MORENO PASMIN ARTURO
PLAZAS HERRERA GUILLERMO
PULECIO GÓMEZ GUSTAVO
REINA CORZO GABRIEL
ROM?N CAMPOS FERNANDO
S?NCHEZ MENDIETA FERNANDO
SANTOS CALDERÓN JUAN MANUEL
VANEGAS VICAR?A CLAUDIO
VILLA RESTREPO LEOPOLDO
ZAPATA GUILLERMO
 
Qué gran alegría fue ver a todos los que fueron. Los primeros que me encontré, al arribar al aeropuerto, fueron Claudio Vanegas y Ernesto Cifuentes, ambos, entrañables para mí, como que sin Claudio la Escuela Naval hubiese sido otra, más sosa, aburrida. Sin tipos como Claudio, “Colombino” Restrepo, Ernesto Carlos Martelo, Gonzalo Merchán, Arturo Moreno, Fernando García, Fernando Quintana, la Escuela hubiese sido gris. Claudio siempre tiene la dosis de humor para hacer reír, un mamador de gallo nato. Hasta la pinta, hoy de abuelo venerable, siempre de payaso impenitente, en simbiosis con galán italiano en trance de conquista, tenía la virtud de alegrar la vida, de seducir. Aún la tiene. Eso no se pierde. Como los buenos vinos, ¡se madura! Claudio es una prueba de ello, y es que,  del cabello blanco, además, emana el resplandor de la sabiduría. ¡Aunque sólo sea resplandor!
Es una broma, Claudio siempre ha sido algo más.
Y a Cifuentes, que fue mi socio de viaje y estadía, con una connotación que trasciende estas líneas, se fueron uniendo, Omar Lesmes y su linda hija, Paola, Guillermo Plazas, Carolina Arango, la hija de Jorge Luís, cada uno con una misión, y un objetivo, volver al pasado, pasarla bien,  y así fue, como volar a la Isla de la Fantasía para exorcizar los demonios que quedaran y reencontrar que, con tanto trote, tanto sufrimiento, vino aparejada una gran felicidad, que se representa en amistad sincera.
Ser miembros de la cofradía del contingente 42 es un honor que costó sudor, que gestó talentos, y que hizo “águilas caudales”, de la “caterva de vencejos”, que éramos 40 años ha. Menos que eso, quién lo pensara, ¡reclutas pecuecos sin voz ni voto sobre la faz de la tierra!
¡Esa era la celebración que íbamos a oficiar con nuestro encuentro!
¡Y lo logramos!
Dos almirantes, un comandante, un ministro, uno de los gestores de vivienda popular más grandes del país, sino el más grande, académicos, alguno en la Nasa, otro presidente de algún banco, nombre usted, aquí, el anónimo y desconocido, era yo.
Más tarde, ya en la Escuela, uno a uno fueron llegando para el regocijo de todos; algunos con sus esposas, todos cargados de emoción de la que se desgranaban abrazos sinceros, como el mío con Calvo, que para mi beneplácito descubrí que seguía siendo el mismo de siempre, digo mal, como Claudio, como el buen vino, con los atributos y el talento de la juventud pero con la madurez de los años, de la vida, que no ha pasado en vano, aunque a tipos, como Fernando Castro, parece que no los tocara, en la piel, el flujo de un tiempo que ha pasado a raudales.
Y así siguieron apareciendo Merchán y el “Flaco” Moreno, ¡qué par!, ¡hermanados para siempre! Madrid y Aguilar, Lucio Arenas, Maime Correa, con Calvo, los 4 últimos, de mi curso el A, que curso tan sufrido, ¡el de los repitentes del 40! Y los demás, Leopoldo Villa y Santiago Harker, quienes, como buenos trotamundos, llegaron en flota, pero que vuelan alto, la exposición de Santiago Harker fue eje de la reciente celebración de los 50 años de la Fundación Fullbright, y por supuesto, Jorge Luís Arango, que se mueve como hormiguita, Sergio Espinosa, que de cadete “clorox”, pasó a magnate, con pinta de armador griego, que, a diferencia de Onassis, fue de cuna, y Jaime Forero, el de la Nasa, a donde llegó y se quedó, Fernando García Lloreda que siempre aporta humor, otro de espíritu “mamagay”, y, en fin, Carlos Jiménez, Henry Judex, Gustavo Pulecio, Guillermo Zapata, Fernando Sánchez Mendieta, Jorge Méndez, el inolvidable Willy Martínez, zar del turismo de Cartagena, Gabriel Reina, y, por nuestro compañero, “Chucho” Campo Thorné, su viuda, Rocío Hurtado,  además, por supuesto, los almirantes Fernando Román y Guillermo Barrera, Comandante de la Armada Nacional, así como Juan Manuel Santos Calderón, Ministro de Defensa Nacional.
Infortunadamente Christian Schrader recibía, en ese momento, las cenizas de su madre, recientemente fallecida en USA, pero el pensamiento mío, como el de muchos, también estuvo con él como, estamos seguros, el de él con nosotros.
Al jolgorio inicial siguió la formalidad de una ceremonia protocolaria en la que Juan Manuel Santos recibió los honores y reconocimiento de su “alma mater”, y, nosotros, con él.
Ya en el comedor, como suele ser usual, nos sentamos a manteles distribuidos, uno a uno, en alguna mesa de cadetes, tratando de atinar con los viejos protocolos, para no desentonar, y trayendo a la memoria algunas viejas anécdotas que rimaran con los nuevos tiempos, y, así, divagando por el pasado y el presente, de lo que era, y ahora no es, noté la curiosidad de algunos por saber del calabozo, del antiguo calabozo, de un calabozo que dejó de existir pero en el que algunos tuvimos una fugaz prueba de fuego con la vida, por lo que me prometí escribir algo, oficio que ya cumplí, en la primera parte de este recuento, el de la filosofía y la metáfora.
Más tarde, en el aula correspondiente, tuve la oportunidad de compartir, en forma audiovisual, una percepción de mis recuerdos, de fotos, películas y evocaciones que brevemente nos llevó al 20 de julio de 1967, durante el desfile en Bogotá, a escenas de la vida cotidiana de la vieja escuela de 1967 y 68, al buque “Gloria”, en su primera vuelta al mundo, y a esos felices re encuentros como fueron la celebración de los 25 años, los 30, los 35, de haber ingresado, cuando fuimos de flano y de gorra, sin visera.
¡No es por joder, pero siempre me pregunté para qué diablos sirve una gorra sin visera!
¡En fin!
¡Recordar es vivir!
Y compartir ¡seguir viviendo!
Luego vino el plato fuerte en el Club Naval. El reconocimiento a los almirantes y al ministro.
Hubo de todo. Las autoridades de la ciudad y el departamento, representadas, entre otros, por el Alcalde de Cartagena y el Gobernador de Bolívar.
No obstante, mi primer contertulio, luego de saludar al almirante Cardona, nuestro antiguo brigadier, e ilustre intelectual, con quien sostuve breve charla referida a la modernidad en el curso de nuevas ideas y conceptos que se desarrollan, fue el señor almirante Héctor Calderón Salazar, Excomandante de la Armada, nuestro antiguo subdirector, el del saludo más “lobo”, los marinos saben a qué me refiero, que se haya visto en la Armada Nacional, lo que al surgir como tenor de conversación me confesó que pudo ser un error que minara la ortodoxia del establecimiento, a lo que le contesté que de no haber sido así los reclutas, de entonces, nosotros, hubiéramos perdido parte de la inspiración. Román me retó a emular el saludo del viejo capitán, que no sólo no parecía viejo, sino idéntico, como si el tiempo se hubiese detenido, aquel 1967.
Creo que logré, a juicio de Román, la mejor emulación, ya que, más de uno lo intentó, ahí, en la presencia misma de un hombre que fue, y es, nuestro jefe, y del que percibí, en tanto ocurría, un extraño brillo en los ojos, vaya uno a saber si de orgullo o de nostalgia.  Igual pudo pensar el almirante Calderón: “no eran caterva de vencejos”, o por lo menos eso no fue lo que quedó de ellos, después de haber sido tamizados en la Escuela Naval, en buena medida con su propia inspiración y la de mi capitán Román Bazurto, representado a mi lado, por mi amigo de la infancia y hermano de reclutazgo, el almirante Fernando Román Campos.
Y así fue discurriendo la amable reunión que, también, contó con la presencia ilustre de mi general Duque, otro viejo capitán, entronizado en el respeto, en el afecto y en el recuerdo como alguien que, además de ser nuestro comandante de compañía, en segundo año, nos demostró que, sin ser caníbal, también se puede ser hombre de inspiración y de mando. Por mi capitán Duque se haría lo que por otros quién sabe. Por eso le dolió tanto mandar a sus infantes, cuando fue Comandante de la Infantería de Marina, a combates donde era fácil perder la vida, de donde emanó, según nos refería a medida que la charla entraba en calor, una tensión que lo tiene vivo, pero con válvulas, artificiales, en un corazón, que si no se ha detenido es porque siempre fue grande.
¡Gracias mi general!
¡Esta “caterva de semireclutas” , también pasó por sus manos!
El plato fuerte de la noche fueron las palabras de Juan Manuel Santos. Nuestro Memel. Un águila caudal que también fue vencejo, otra voz, ¡recluta! Tres veces ministro, Designado a la Presidencia de la República, a diferencia de todos, menos algún flaco, nada de barriga, un hombre que, casi, ha podido llegar a donde ha querido, porque Juan Manuel siempre ha querido ser el primero y no se puede negar, a la luz de los hechos, que, a pesar de todo, lo ha logrado, así le hayan quitado el “alumno distinguido” para meterlo al calabozo.
Se refirió, evocando, que los mejores tiempos de su vida habían sido los de su formación de cadete naval y le creo porque los míos también lo fueron.
En la Escuela, al ser entrevistado, mencionó, textualmente, "Siempre lo he dicho, con mucho orgullo, que los mejores años de mi vida los he pasado en la Escuela Naval de Cadetes. Es lo que más ha formado mi carácter, mi forma de ser, le debo muchísimo a esta Escuela y cada vez que puedo recordarlo, o mencionarlo, lo hago con cariño".
Sobre una servilleta quedó firmado que los 42 del 42, serán en el “Gloria”, que también cumplirá, entonces, 42.
Ahí, acaso, podamos contar el epílogo de nuestra historia o el prólogo de una nueva. 
A esta, por lo pronto, le faltan varias partes que no se si resolveré en una sola, más, que deberé escribir en otro momento de tiempo libre.
Por hoy se me "vencejó" la inspiración que no pretendo que sea elocuente, tan sólo descriptiva.
Continuará... 

EN MEMORIA DE MI PADRE
CN JIMENO MANRIQUE MEDINA / 35-044
Jimeno David Manrique Sánchez


Espero que todo este bien en sus vidas.

Por estos días recordamos la memoria de mi padre Jimeno Manrique Medina, Capitán de Navío de la Armada Nacional, gran hombre, gran amigo y gran padre. 

Esta vez, a diferencia de años pasados, no me trasnoche, no he tenido pesadillas, estoy tranquilo, como para escribir lo que he aprendido hasta ahora.

Mi mensaje del año pasado fue fuerte, pero claro.  Recibí variadas impresiones sobre el mismo. Este año es el último año que voy a escribir en estas fechas, pues me parece que lo importante de un hombre no es la fecha en que deja este mundo, sino las huellas que haya dejado en el.   Me hablaban de perdón y yo no entendía muy bien, mi primera impresión fue: "esta gente no tiene ni idea de que esta hablando", pero ahora lo entiendo más, la idea es no llenarse de sentimientos negativos que nublen la felicidad del día a día, eso sería una gran perdida y un dolor insuperable para nuestros seres queridos que nos han abandonado físicamente.  El perdón es un sentimiento egoísta (una vez oí por ahí), pues solo cura a la persona que lo da.  La iglesia esta llena de ejemplos y sermones muy sabios, respecto del perdón y de la muerte. Pero sobre todo me tocó un pasaje donde dice que solo los que realmente se arrepienten serán perdonados. Si Dios el Misericordioso pide real arrepentimiento, yo como humano tengo el derecho de pedir como mínimo eso.  Esa muestra de solidaridad, ese arrepentimiento, nunca llegó a mis oídos, nunca se me ha pedido perdón por los hechos que tanto dolor y problemas han traído; ¿eso lo hace una persona inocente?, ¿un amigo?; yo conozco personas que han matado amigos sin intención en accidentes o por lo menos han tenido parte de responsabilidad en esas muertes, esas personas, se han puesto al servicio de la familia afectada, han pedido ser nombrados como hermanos, hijos, padres; su culpa y su dolor es compartido. En nuestro caso, esto nunca sucedió, de todas formas, el odio ya no se encuentra en mi corazón, soy un hombre nuevo, libre y mi familia también, pero igual, nunca se olvida.

Cuando comencé a escribir, creía que ya lo tenía claro, que iba a escribir algo corto, pero veo que las ideas se difuminan y se enturbian, espero que la esencia de mi mensaje sea plasmada aquí.

Hoy quiero entregar ciertos pasajes que me llegaron por diferentes medios y que considero son útiles para la vida o lo han sido para la mía.

El olvido que seremos.  Que libro y que frase... la verdad de esta vida, todos compartimos un evento del cual no podemos escapar, la muerte. En un país tan violento, donde desaparecen y mueren personas todos los días, comparto a diario el dolor de mi gente, de mi pueblo, porque ahora si que lo entiendo, no somos solo una estadística más, un número, no somos un suceso efímero, tenemos el potencial de ser eternos en nuestros actos, nuestros legados y nuestro amor; por eso la violencia es el peor flagelo, porque frena ese potencial antes de su máximo desarrollo.

No quise enviar este escrito el 25 de abril, esa fecha ya no tiene sentido profundo para mí. Ahora celebraré el 18 de Enero, fecha en la cual nació mi querido padre.  Ese es el evento milagroso, ese nacimiento es el comienzo de todo; el fin es inevitable, llegue como llegue, por eso voy a celebrar la vida y no la muerte. 

Anexo algunas de mis frases preferidas. Siento que me identifico en muchas cosas con ellas y espero que les gusten también. 

Vive el presente, disfruta cada día, has lo que te gusta, porque no tenemos ni siquiera un minuto comprado y al final con seguridad entendemos que somos frágiles, “efímeros mortales”, pero ahí radica la ventaja que tenemos frente a los dioses, porque nosotros podemos vivir cada segundo a plenitud. (Depende de ti, “It’s up to you”).

Vive el presente pero ten fe; Fe en que existe un mañana prometedor, que al final los puntos se van a unir y todo va a tener sentido. 

Mientras estoy comiendo, no hago otra cosa que no sea comer. Si estuviese caminando, sólo caminaría. Si tengo que luchar será un día tan bueno para morir como cualquier otro. Porque no vivo ni en el pasado ni en el futuro. Tengo sólo el presente y sólo él me interesa. Si puedes permanecer siempre en el presente entonces serás un hombre feliz. Percibirás que en el desierto existe vida que el cielo tiene estrellas, y que los guerreros luchan, por eso forma parte de la raza humana. La vida será una fiesta, un gran festival, porque consiste en el momento que estamos viviendo. Paulo Coello, El Alquimista. Les recomiendo este libro.

Mi traducción personal de la versión original en inglés.

La muerte es una parte natural de la vida. Siente jubilo por aquellos a tu alrededor que se han transformado en la fuerza. No te aflijas por ellos, no los extrañes. El aferrarse lleva a los celos. Que son la sombra de la codicia. Fortalécete para dejar ir todo aquello que temes perder.

El miedo es el camino al lado oscuro. El miedo lleva a la ira. La ira lleva al odio. El odio lleva al sufrimiento. Serie StarWars.

"Incluso si desaparezco en el lugar más oscuro.... mi amor nunca me permitirá ser un espíritu solitario". El tigre y el dragón.

Tengo la sensación de que he dejado muchas cosas pendientes por escribir, pero ya no quiero seguir divagando…

Realizo esta carta, también para desahogar muchas cosas, para ver en mi interior y para tratar de mostrar un poco de mi.

Gracias por tomarse su tiempo en leer estas simples letras.
Si algún amigo o conocido desea contactarme mi email es jimenodavid@gmail.com

Cordial saludo  y que Dios los bendiga. JDM.


¿EXISTE  CYBERMAR?
Capitán de Fragata ERNESTO CAJIAO GÓMEZ / 35-007
Consultor

Muy apreciados amigos y colegas:
Vengo haciendo un seguimiento cercano a esto que ya se convirtió en una cadena (para esto sirven las crisis) cuyo primer eslabón se le acuña al Cap. Pastrana, y me permito hacer algunas precisiones con el ánimo exclusivo de "aportar" el consabido grano de arena y algunos elementos a la  fórmula de solución:
1.- Primero el reconocimiento al Cap. César Indaburu y sus compañeros por la labor desarrollada con CYBERMAR. El caso que nos ocupa no sería del conocimiento de este grupo si no existiera esta red.
2.- En el ámbito naval también tenemos una red "la CYBERCORREDERA" en la que nos mantenemos enterados de lo que pasa en nuestro medio, con algunos aportes de tipo histórico, algo de información sobre oportunidades comerciales, pero poco en materia profesional. Esta quijotada, que representa un inmenso esfuerzo, la impulsan Jorge Serpa y su Señora, quienes se están enterando de esta mensaje. Entiendo que hay más de 2500 afiliados.
3.- Finalmente la Liga Marítima -LIMCOL- con algo más de 100 afiliados, constituida por navales, mercantes, de la reserva y algunos civiles,  ha realizado esfuerzos significativos hacia el renacer de la Marina Mercante, habiendo llegado su gestión hasta la Vicepresidencia de la República, con muy poco apoyo gubernamental. El concepto general se basa en cero estímulos estatales e inversión exclusiva de iniciativa privada.
4. Por el gran número de mensajes recibidos tengo la positiva impresión de que nuestros colegas mercantes están muy bien posicionados tanto en el  país como en el ámbito regional, lo cual me tranquiliza, pues se tenía la impresión generalizada de que habiéndose acabado los buques, las tripulaciones se quedaron en tierra con los brazos cruzados, generando un drama social de considerable magnitud.
Todo esto para significar que la unión de esfuerzos hace la tarea y lo que nos pasa es que estamos desorganizados y escépticos sobre el futuro de la MMN y otras iniciativas de similar envergadura sin un líder. Se pueden integrar estas redes y sumamos más de 700 afiliados.
5.- Entrando en materia, creo que todos conocen la situación marítima mundial y regional caracterizada por la cartelización y fusión de las navieras altamente especializadas, eficientes y modernas, en la búsqueda de economías de escala y de competitividad. Es decir, "hacer Flota" con capacidad propia, no depende sólo de nuestros buenos esfuerzos, intenciones y aportes. Salir a competir frente a esos tigres y sin mercado amarrado, merece al menos unas cuantas reflexiones.Pero tenemos un ejemplo cercano muy nuestro y con buenos resultados  y es el caso de "NAVESCO", único de su tipo que comenzó con buques nuevos (van para el tercero,  entiendo) con tendencia al crecimiento "haciendo mercado" por el camino, para mantenerse a flote. Sería altamente deseable aprender de ellos antes de embarcarnos en lo desconocido.
6.- En consecuencia, aplaudo la iniciativa de aportar una suma a la idea de adquirir un buque con el entusiasmo del Capitán Manuel Varón, pero sugiero un poco más de cabeza fría y conocimiento del negocio, en el que vemos ya mucha experiencia de algunos colegas para administrar una naviera, pero poca en lo referente a constituir la empresa, actuar como empresario-armador, adquirir la capacidad comercial para mantener "literalmente" la empresa a flote. Es decir, no hay empresa si no hay carga "amarrada". No debemos olvidar que la estructura educativa colombiana y  nos preparó para ser "empleados", no empresarios, para trabajar en empresas, pero no para "hacer empresa" y esto mis apreciados colegas tiene sus bemoles. Y en Colombia es toda una odisea.
Propongo, si les parece y en gracia de discusión, comenzar con la constitución de una entidad "Promotora" de la sociedad que se quiera constituir, cuya misión sea la de adelantar las gestiones de orden administrativo, jurídico, técnico, financiero (banca de inversión, leasing internacional, otros) y comercial-sobre todo comercial- para asegurar la viabilidad financiera y operacional de la inversión. Esa promotora es la que debe recibir los aportes "iniciales de preinversión" y si quien maneje la promotora tiene las habilidades esperadas, se asume podrá hacerla avanzar "con la plata del gringo" que es la gracia (créditos blandos, leasing, banca de inversión, etc), para evitar aportes cuantiosos de los afiliados.
 Un grupo de oficiales navales que ha venido impulsando la iniciativa del renacer de la MMN, en su condición de miembros de la Liga Marítima,  también están recibiendo este correo, entre ellos  Eduardo Ordóñez Wills de gran experiencia administrativa y financiera, quien hizo la presentación ante el Vicepresidente de la R con enfoque económico; ellos seguramente intervendrán en esta grata discusión con sus valiosos aportes.
Espero de alguna manera haber sido útil.
Coordinador Maestría en "Gestión Marítima y Portuaria"
Dirección de Postgrados
Universidad de San Buenventura, Cali
Tel 57 2 3182235/35   Móvil 310 5793812       E-mail: ecajiao@usb.edu.co

PICARD?A MARINERA
Gustavo H. Suárez / 36-069

"Dril": Del idioma Inglés, la palabra Dril, en su uso moderno, tiene dos significados diferentes: Una herramienta para taladrar, y como un ejercicio o práctica, tal como en "Fire Drill", ó como en los ejercicios de práctica para un desfile o parada, los cuales forman parte integral del entrenamiento naval militar.  Cuando el "drill" se originó, sin embargo, los dos significados estaban muy ligados entre sí. En Alemán y en Holandés, el verbo drillen ya se usaba para el siglo XVI en el sentido de 'calar', y 'dar la vuelta en círculo'. Al mismo tiempo, los soldados recibían instrucción en movimientos que les permitían devolverse, en forma ordenada, como un grupo. Cuando drillen pasó al Inglés, perdió las últimas dos letras y empezó a desarrollar el sentido que se le atribuye hoy. Tal vez los de más canas (o falta de ellas)  podamos recordar cómo con la patada de empezar la marcha, llenábamos las botas (léase zapatos) de arena y caracolejo, para dejar marcado un surco en el caracolejo que contribuyó a la compactación de los terrenos de la ENAP.

"Dum-Dum": El proyectil de punta suave conocido en círculos tanto civiles como militares como 'dum-dum' adquirió ese nombre hacia finales del siglo XIX, de Dum Dum, una estación y arsenal militares cerca de la ciudad de Calcuta en la India. No he podido conseguir una explicación de cómo ó por qué, así que lo dejo en las manos de historiadores más avezados y de mayor dedicación. 8-)
En la próxima edición, veremos el origen de Echelon y de Enemigo. :-X
Viento largo y buena mar ...

 
ZAFARRANCHO CYBER-FOTOGR?FICO
En pasados días fueron condecorados por ACORE- Cartagena- en especial ceremonia y con almuerzo de Honor, los señores Capitanes Alejandro Vides y Ramiro Tenorio. 
Cyber-felicitaciones a los condecorados 

 El Sr. Almirante Uribe con los apreciados oficiales condecorados
 por ACORE Capitanes Alejandro Vides y Ramiro Tenorio

Mesa de Honor con los oficiales condecorados
Distinguidos oficiales que asistieron a la ceremonia y almuerzo donde se aprecia en primer plano al señor CN Hernán Galvis Rubio.
Las señoras de Barraza y de Calderón
 

CYBER-CORREO DE LA  ARC "LULU"
   

AGRADECIMIENTO
A todos los integrantes de nuestra familia naval, en mi nombre y el de mi familia, agradezco profundamente las manifestaciones de pesar recibidas con motivo de la muerte de mi madre.
Con mucho afecto.
CC Carlos del Castillo/  30-015

MENSAJE DE CONDOLENCIA
Enfermero Pinto:
Por su intermedio la familia Vanegas lamenta la partida de la señora madre de los señores capitanes de corbeta Carlos y Lázaro y demás familiares y los acompaña en sus sentimientos.
Augusto Vanegas/28-009
SENTIDO PÉSAME
Pinto: Conocí muy bien a Doña Julia: Señora de un gran espíritu social llena de cualidades humanas muy lindas,  ella siempre muy distinguida, lucia su sencillez espiritual y amor a las personas, fue sin duda la abuelita de Cartagena de mis hijas,  siempre las escuchaba, les daba consejos y las reprendía, era muy bella al lado de los niños, muy amable  y dulce, al lado de los adultos: los mejores recuerdos, las mejores anécdotas, el humor fino y oportuno siempre la acompañaban. Dios la tenga en Paz; Sentido Pésame Para Lázaro mi compañero y su distinguida Familia.  
CR IM José Ramón Calderón y familia/ 38-004 

PARA GERMAN CARRIAZO
Muy estimado German,
Con mucho gusto te llegará próximamente la cyber-corredera.
Saludos
TF Francisco Rodríguez/ 74-065
¿CUAL ES EL NOMBRE DEL PROFESOR POLO?
Estimado Enfermero Pinto,
En la Corredera 78 hay un pequeño comentario y foto del Profesor Polo. Sabe usted cual es su primer nombre?  El problema es que necesito su nombre en las próximas 48 horas porque tengo que enviar un documento con su nombre el próximo Martes.
Regards
Manuel Mogollón

VENDIDO EL ALPHARD
Apreciado Enfermero Pinto:
Acuso recibo de la 82. Gracias y aprovecho la oportunidad para informarle que vendí el ALPHARD , Se acuerda? MI viejo velero Morgan que disfrute por 15 años y que amablemente anunciaron por Cyber-ofertas, extrañamente ninguno de nuestros 2400  cybercorrederos, se dio por enterado y pensar que la gran mayoría son NAVALES ;  Algo no esta bien. Se perdió el “ VIVO EN LAS OLAS CELOSO etc.... Es  raro que solo 4 oficiales navales retirados, hayan mantenido su afición a la navegación. Finca mata velero? . Que podemos hacer? Ese espíritu marinero nos fue  inculcado en la Escuela Naval; será que lo mataron los buques de hierro y la vida muelle del retro?
Un abrazo
Hernán Galvis Rubio/  19-013
DESDE PUERTO BOL?VAR
Mil gracias por el envío de la corredera 82.
Extraordinario el set fotográfico y su contenido. Mil gracias. No había informado ya que el internet en Puerto Bolívar esta con problemas.
Cualquier inquietud y apoyo que necesite estoy a su entera disposición.
Un abrazo.
CN Hugo Mario Gómez Córdova/ 44-060

NUEVA UNIDAD EN LOS ?NGELES

Enfermero Pinto:

Queremos compartir con Uds. el nacimiento de nuestro hijito Santiago Cote Fernández, hijo de los TFRN Clara Inés Fernández y el TFRN Camilo Cote, hecho que sucedió el 25 de marzo del presente año en la ciudad de los ?ngeles California USA. en Withier Hospital, el bebé, la hermanita Aura Camila y la mamá están muy bien, y felices en compañía de este nuevo miembro de la Familia Naval....un saludo especial para todos, luego les haré llegar fotos.....gracias

TFRN René Camilo Cote López
AGRADECIMIENTO
Enfermero Pinto:
Como siempre usted tan generoso con la Patrulla Naval del Pacífico, al compartir nuestro informe con la Familia Naval, informe  que solo pretende que cada día más compatriotas nos juntemos en procura de una Colombia más justa.
Gonzalo Concha

AGRADECIMIENTO DE UN DISTINGUIDO "CAN?BAL"
Para el Contingente 29:
Felicitaciones en sus 50 años de egresados de la ENC, tuve la fortuna de tenerlos de superiores, en la ENC, y otras unidades del Capitán Díaz R, Salas, Rosero, Vargas, Alm. Roncancio, Sánchez. General Gneccono, no tengo sino agradecimientos por todo lo que hicieron por mi formación de oficial, ustedes son oficiales de grandes virtudes: militares y profesionales, tengo los mejores recuerdos personales y las mejores enseñanzas profesionales.
Coronel IM J. R. Calderón/ 38-004
Nota de la dirección: favor enviar con anticipación, vía e-mail, los eventos, actos y novedades sociales  de los contis(matrimonios, grados, fallecimientos, nacimientos, ascensos, nombramientos, viajes, cumpleaños, etc.) con la respectiva fecha para su publicación oportuna.
lacorredera38@nikimicolombia.com             

 
Cyber-mascaron de Proa
 
Cyber-corredera-
E-mail: lacorredera38@nikimicolombia.com
Suscripción gratuita. Derechos Reservados. 
Se invita a divulgar la información aquí contenida, citando la fuente.
Si usted no desea seguir recibiendo este informativo virtual, por favor infórmelo vía e-mail