Informativo virtual

 

 

 

Unidos por el mar

 

 

para integrar la familia

 

2021 - N° 240

 

y exhaustos por

 

 

naval colombiana

 

 

el último poste

 

 

 

www.cyber-corredera.de

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Director: Dr. Jorge Serpa Erazo • Editor: TFES(ra) Dr. Francisco Rodríguez Aguilera

 

 

mailto:enfermero@cybercorredera.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DR. JORGE SERPA ERAZO

JOSÉ RAMÓN CALDERÓN Z.

DR. FRANCISCO RODRÍGUEZ A.

38-082

38-004

74-065

 

 

 

Director

Corresponsal Cartagena

Editor / Corresponsal Europa

TOCAMOS FONDO

Por: Almirante (RA) David René Moreno Moreno

Que tristeza y que vergüenza Colombia; los hechos vandálicos vividos el 28 de abril, llevados a cabo simultáneamente en varias ciudades por parte de delincuentes y de desadaptados sociales, nos colocan ante el planeta como un país del CUARTO MUNDO, donde no se respeta la Ley, donde existe la anarquía, donde no se respetan los derechos humanos, donde la justicia se encuentra ausente y la autoridad incapaz de defender los derechos de los ciudadanos. Que nos pasa que no reaccionamos ante estas afrentas?

Escuché con estupor una entrevista que hacía hoy el periodista Néstor Morales, en Blu Radio, a un Gobernador Indígena de apellido Velasco, quien en lugar de buscar el diálogo para manifestar su descontento y discutir sus desavenencias, expresaba abiertamente odio hacia el país y la sociedad en general, reconociendo igualmente la autoría de actos delincuenciales al destruir monumentos[1], como es el caso de la estatua de Sebastián de Belalcázar en Cali, amenazando además con la ejecución de más actos fuera de la Ley. Este individuo violó el artículo 8vo de la Constitución Nacional. Será que a este siniestro personaje y a quienes lo acompañaron en el acto delictivo no los va a sancionar la Ley colombiana? O es que solo les van a dar un par de fuetazos en su comunidad?

También han pasado hoy un número importante de videos por las redes sociales, donde se muestra la sevicia con la cual algunos delincuentes entran a los almacenes a robar o pasan destruyendo vitrinas e inclusive entran a diversos locales bancarios violentando las puertas y ventanas para robar y desvalijar las oficinas. Será que la autoridad legítima del estado de derecho no va a ejercer su poder constitucional y que la justicia no juzgará a estos bandidos? O más bien, estaremos frente a otra afrenta como la que hemos vivido los colombianos con la famosa “EPA COLOMBIA”, que destruye las estaciones de Transmilenio y en lugar de ser castigada por la justicia, algunos medios de comunicación y redes sociales la están promocionando; que infamia.

1/27

 

CYBER-COR

RED

ERA

Servicio Informativo de y para la familia Naval Colombiana

Nº 240

 

 

 

 

 

 

Me pregunto si las marchas del día del famoso Paro Nacional fueron o no fueron legales; parece que se ha olvidado que prima proteger la vida de las personas y que estamos en la parte más complicada del tercer pico de la pandemia, pues no hay disponibilidad de camas en las UCI para atender pacientes contagiados de Coronavirus. Estas marchas, sin observar las medidas de bioseguridad, incrementan los contagios y con ello posiblemente la muerte de varios colombianos. No me cabe en la cabeza que los afiliados a FECODE argumenten que no pueden volver a las aulas de clase por posible contagio, mientras que si pueden salir a las marchas donde van a estar revueltos; parece el mundo de Ripley.

Es increíble que estudiantes universitarios se unan a estas demostraciones de violencia[2]; se les olvida que los impuestos son los que permiten el funcionamiento de las Universidades. El argumento de los organizadores del Paro Nacional es el rechazo al proyecto de una Reforma Tributaria que NO HA SIDO APROBADA y en caso de que fuera aprobada, sería por parte de los Congresistas que han sido elegidos por ellos mismos. No pueden pensar los dirigentes de los sindicatos que este momento es vital para lograr la reactivación económica del país, en lugar de dejar de trabajar? Que ignorancia la de estos personajes, así como otros individuos que piden el paro nacional indefinido[3]; todos ellos deben ser juzgados por atentar contra la sociedad en general. Es una traición a la Patria.

La televisión muestra a los delincuentes destruyendo todo a su paso, como si fuera una consigna general, es un vandalismo criminal claramente maquinado. Creo que muchos nos preguntamos: Cuales son las fuerzas oscuras que están detrás de estos desmanes? Será que estamos siendo afectados por los planteamientos del Foro de Sao Paulo y del Grupo de Puebla para atacar a un gobierno democrático y generar un “Nueve de Abril” con miles de muertos y heridos para producir el caos y dar un golpe de estado? Será el maquiavelismo del castro-chavismo-madurismo?

Señor Presidente, creo que el vaso ya se desbordó; tenemos que apretarnos el cinturón o el país se nos sale de las manos. Estas son demostraciones de la izquierda recalcitrante para medir el nivel de respuesta del gobierno. Están preparando el camino para las elecciones del 2022. El derecho a manifestarse pública y pacíficamente está en la Constitución, pero esta no protege el vandalismo.

Señor Presidente, mientras la Justicia no sea imparcial, oportuna y apolítica, no habrá paz. Mientras la justicia y las leyes no sean aplicables para todos los colombianos, no habrá paz. La Constitución Política, tanto en el Preámbulo, así como en el artículo 13, establece que todos somos iguales ante la Ley, pero mientras existan simultáneamente varias justicias o tratamientos especiales por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, no habrá paz. Mientras subsista en ella el entuerto que se introdujo para favorecer a las FARC, no habrá paz. Esto merece una reforma a la Constitución.

[1]Artículo 8º. Es obligación del Estado y de las personas proteger las riquezas culturales y naturales de la nación. (La negrilla y el subrayado no hacen parte del texto en la Constitución Nacional)

[2]https://www.elespectador.com/noticias/bogota/universitarios-se-unen-a-las-marchas-del-28-de- abril-en-bogota/ Universitarios se unen a las marchas del 28 de abril en Bogotá

[3]https://www.eltiempo.com/politica/partidos-politicos/gustavo-bolivar-pide-que-paro-nacional-del- 28-de-abril-sea-indefinido-581827

LA PROTESTA SOCIAL ¿EL FINAL DE LA

DEMOCRACIA?

Por: Vicealmirante (Ra) Luis Alberto Ordóñez Rubio. PhD.

El fundamento de la democracia es que se haga el querer de las mayorías y bajo esa premisa se elige a los gobernantes, pero no solamente a la persona, sino su plan de gobierno; la promesa que entusiasma y motiva a dar el voto por ese candidato. Ese líder o lideresa, que gracias a su carisma, conocimiento y entendimiento de las necesidades de la sociedad, logra conectarse y prometer lo que la población desea para el futuro de la Nación, entonces su plan de gobierno se convierte en un compromiso.

La Constitución de 1991 dio herramientas muy importantes para la participación ciudadana: el voto, el plebiscito, el referendo, la consulta popular, el cabildo abierto, la iniciativa legislativa y la revocatoria del mandato. Pero además empoderó a la comunidad al darle acceso a la información mediante el derecho de petición y garantías para exigir sus derechos fundamentales mediante la tutela, así como poder clamar por el cumplimiento de las leyes utilizando acciones de cumplimiento. El fin de todas estas es que se escuche al ciudadano, se le responda, se atiendan sus inquietudes y se le solucionen los reclamos. Pronto la ley se movió a las empresas y entidades privadas, y estas también debieron atender derechos de petición y tutelas.

Lo que hoy en día vive Colombia, y que raya en la anarquía, es que bajo la bandera de la protesta social el Estado de derecho, al parecer, se acabó. Las herramientas que dio la Constitución del 91 y las leyes actuales, ya no satisfacen a un grupo de la población que prefiere las vías de hecho. Lo que no logró la narcoguerrilla en cincuenta años lo están logrando grupos extremistas, y posiblemente capitalizado por políticos sin escrúpulos, si no es que lo están liderando y patrocinando; desabastecimiento, reducción

2/27

 

CYBER-COR

RED

ERA

Servicio Informativo de y para la familia Naval Colombiana

Nº 240

 

 

 

 

 

 

del aparato productivo, terror en la gente, desprestigio de la institucionalidad y lo peor, el irrespeto a la figura presidencial y todo lo que ella representa. Sin embargo, lo que puede quedar de esta dura etapa es la enseñanza de que las cosas se piden por las malas, con berrinche y llegado el caso generando caos y afectación de la vida normal.

No hace mucho un ex ministro de defensa se atrevió a decir que la protesta social se debía reglamentar y se le vino el mundo encima; le llovieron críticas, regaños y hasta irrespetos. Sin embargo, el tiempo le está dando la razón; esa herramienta constitucional, para hacerse sentir después de haber fallado los mecanismos anteriormente enunciados, se está convirtiendo en el escenario propicio para el actuar de los violentos aprovechándose de quienes tienen exigencias válidas, y está remplazando la democracia pues grupos minoritarios, con capacidad de acorralar al gobierno, empiezan a co-legislar; paran proyectos de ley, imponen condiciones, pretenden modificar el presupuesto de la Nación y hasta exigen acabar con el Esmad y modificar la Fuerza Pública. En un acuerdo del gobierno con manifestantes del Valle del Cauca se acordó que estos pueden revisar la carga que transita hacia el puerto de Buenaventura; ¿haberse visto tamaño despropósito? Entonces hay que preguntarse: ¿para qué tenemos Congreso de la República? ¿para qué hacemos elecciones? Con estas imposiciones de las minorías, ¿para qué democracia? El mensaje es claro y pareciera propiciado por los poderes del Estado: el que no pida las cosas por las malas no se le conceden y tampoco se le pone atención. Es como en la casa cuando los padres solo atienden al hijo que usa la pataleta para obtener lo que quiere, aun pasando por encima de los otros hermanos que lo hacen con respeto y moderación. ¿Por qué no se acude a los mecanismos de participación ciudadana, como debe ser?

El fin de la democracia es cuando el Estado no hace respetar las normas y solo atiende a los que son capaces de generarle afectación: grave error, porque quiere decir que todo se pide por las malas y entonces entre mayor sea la capacidad de afectación, mayor será la atención que se le preste a un grupo u otro, y de las mayorías nada pues los pacíficos y respetuosos de la normas jamás serán tenidos en cuenta, o si no, preguntémosle a la gente trabajadora de Cali, actualmente sometida a la pérdida de sus derechos fundamentales.

¿CRISIS INSTITUCIONAL?

Por: Vicealmirante (RA) Luis Fernando Yance V., Ex Comandante de Infantería de Marina (2002-2006)

Una lectura desde distintos ángulos se puede percibir en la profunda crisis que vive Colombia, y, que se puede interpretar como un problema de gobernabilidad que involucra a los otros dos poderes institucionales: el legislativo y el judicial. Las crisis se han profundizado y han tomado ribetes volátiles impredecibles. En primera medida la pandemia que trajo a la sociedad colombiana un temor al contagio y un desgaste emocional del confinamiento como lo describe Johnny Orejuela en su artículo “El Impacto emocional de una doble crisis: Pandemia más protesta” generando en la salud mental de los colombianos un colapso emocional con grandes factores de riesgo dentro de sus preocupaciones como

la pobreza, el desempleo, la violencia, la salud (pandemia), y la muerte para formarse una idea de los problemas que ronda en los hogares colombianos.

La reforma tributaria de este gobierno generó mayores preocupaciones y fue el detonante final como se dice el en el argot callejero histórico, como el “el florero de Llorente” haciendo alusión al grito de independencia por este hecho. Pienso el gobierno no evaluó las consecuencias de llevar en forma urgente esta reforma necesaria al Congreso, y tampoco midió la temperatura de un posible estallido social como ha sucedido en otras latitudes como la “Primavera Árabe”. No puedo calificar de equivocación o prematura esta decisión, pero los hechos nos dicen que hubo una ligereza en la precepción si era en ese momento viable o no, sin calcular el malestar que esta reforma podría traer. Un sondeo para calibrar la “crisis y el cambio” que pedían a gritos la sociedad colombiana y proclamando que viene el lobo, y, esta vez el lobo llegó hasta nosotros en forma abrupta tomando por sorpresa al propio gobierno y, ha sido una consecuencia letal de la situación que se vive hace rato por culpa de la pandemia y otros males acumulados que terminaron en este estallido social. La sociología como ciencia debe tratarse para salir de esta crisis monumental y de apuntar las vías por las que debe transitar el gobierno y la sociedad para sacar a nuestro país de la crisis tan profunda en que se halla inmersa.

La economía está hoy en forma prioritaria en los gobiernos democráticos, es la ciencia social dominante, una economía hecha a la medida de los intereses de determinados grupos sociales, convertida con bastante optimismo en catecismo de gobiernos que han desplazado y silenciado los otros problemas que sufre la sociedad y ahí apunto, ha sido el error de los políticos, gobernantes que no le dan prioridad a lo social en una población con carencias fundamentales para priorizar que desean y que quieren los colombianos y hacer énfasis en la importancia de compartir en lugar de competir en este entramado fundamental de la convivencia.

El cambio o transformación que debe priorizar el gobierno y salir de la crisis institucional es gobernar con un conjunto de ideas fundamentales y darle mayor participación a la sociedad y robustecer los tres poderes con reformas contundentes a la justicia, al legislativo y al propio ejecutivo. No podemos seguir gobernando con el que diga tal o cual político, tenemos que abrir el abanico de oportunidades, un nuevo contrato social que tengamos cabida todos los colombianos en las decisiones, erradicar la corrupción

3/27

 

CYBER-COR

RED

ERA

Servicio Informativo de y para la familia Naval Colombiana

Nº 240

 

 

 

 

 

 

con medidas extremas y que el mal se castigue en forma contundente sin miramientos por su clase social y de hecho acabar con la estratificación social que genera más daño y convertir y construir ese tejido social en una oportunidad para salir de la violencia que no hemos podido erradicar por las desigualdades que se trasmutan día a día.

Problemas mayores que tiene un gobernante para ejercer la autoridad bien concebida. La autoridad no es mandar con arrogancia y sin sentido, es sobreponerse a las adversidades con liderazgo, perseverancia, pasión y humildad. También debe entrar en este abanico una transformación a la estructura de fuerzas en la defensa de la nación y su seguridad. Fuerzas que generen confianza y sean el ensamble de la sociedad y no sean un gheto o distritos cerrados como existían en los barrios judíos. En su interior debe profundizarse cambios estructurales para su conformación, de sus grados y el llamamiento a los más capaces para formular las estrategias necesarias para salvaguardar la defensa de una nación y, que sean respetados y queridos en el alma de un pueblo. Ahí también debe haber cambios profundos. Oír lo que dicen desde distintas orillas e ideologías sobre nuestras fuerzas es importante y no desecharlas, es construir para mejorar y consolidar mejor nuestras estructuras. Conceptos profundos que requieren nuestra mejor atención y salirnos de ese conservatismo de temor al cambio. Nuestros líderes del pasado nos pueden mostrar mejor el sendero de que hacer en momentos difíciles, debemos acudir a ellos y escucharlos atentamente, hoy la sociedad nos exige y nos debemos a ella, todos debemos contribuir a las transformaciones que nos pide un pueblo cansado, adolorido y expectante para que su entorno cambie.

CONCLUSIONES

No es echarle la culpa al gobierno de turno, es ver las realidades que hoy vivimos. Requerimos un nuevo cambio, una transformación del Estado, un nuevo contrato social bien concebido desde las estructuras políticas y que nos gobierne una nueva elite de intelectuales y observen y analicen bien el prisma de los problemas sociales. La economía es importante, lo social también, deben conjugarse para llevar las transformaciones necesarias a esta nación que tiene ribetes de revolución y que nos piden cambios de fondo.

A veces caemos en las críticas a los que tienen “agallas” de representarnos y no ayudamos a construir. Los militares debemos estar en el centro de las conversaciones y no aislarnos para que solo nos den órdenes de conjurar cualquier situación. En procesos de paz, en ayudar a resolver los problemas. Hoy en la negociación con el comité del paro deben estar los militares y policías para que no sigan mirándonos como los perturbadores de los derechos ciudadanos, somos los que estamos en mayor contacto con la población y tenemos el mismo origen y conocemos como nadie las necesidades de las regiones. Las revoluciones son consideradas los puntos de inflexión de la historia de las que parten los problemas sociales y políticos y no debemos ocultarlas. En mi percepción personal observo la gestación de una revolución que entraña violencia, en actitudes de cambios fundamentales en la estructura del Estado, y los valores sociales. Las revoluciones no son pacíficas y son peligrosas por su confusionismo, por la demagogia que tienen en Marx su mayor exponente. Los educadores son los heraldos de las revoluciones.

ALGO QUE HE TRATADO DE HACER, PERO …

Por: CN Jorge Enrique Quintero Ruiz

Si…, sí señor. He tratado de no volver a escribir sobre temas que para muchos resultan espinosos y que para otros son una realidad callada por quiénes como buenos avestruces, les gusta ver pasar la tormenta metiendo la cabeza en un hueco para que ella no los toque.

Sí. He tratado de callar para no crearme problemas inútiles, pues es bien sabido que una sola golondrina no hace verano; pero es imposible hacerlo, y es imposible porque no puedo cerrarme a un silencio que en cierta forma consideraría que es cobarde y culposo por no enfrentar una

triste realidad que se vive, que se siente, y que muchos, repito, callan por una hipócrita palabra llamada prudencia. Prudencia que a la larga por ella uno se pregunta, hasta donde se la puede tener frente a tanto dolor, incertidumbre e inseguridad recibida por la violencia generada por violentos vándalos, propios y extranjeros, qué por él temor, sí, por él temor y no por la prudencia de muchos al no atreverse a enfrentarlos, cierran sus oídos y su boca, pero no sus ojos, ante este vendaval que nos está llevando a ser un país igual al de los vecinos o al otrora paraíso caribeño.

Dicen que el que calla otorga. Y es cierto. Pero también lo es acerca del que se expresa para luego ser juzgado y condenado por decir la verdad que otros no dicen, o que por sentir tal vez envidia ante quien la dice, y por eso lo critican y colocan en el patíbulo.

¿Es sensato callar? ¿Es ético hacerlo? No, no lo creo. Creo más bien que debemos hacer un poco de ruido para lograr despertar conciencias calladas y pusilánimes, que no se atreven ni osan hacerlo. Creo que debemos meter la mano en la candela, ojalá sin quemarnos, pero obligando que otros sientan ese calor de ella.

Mama abuelita me decía, hijo recuerda que Aldo Cammarota acertadamente expresaba: “En dos

ocasiones conviene tener la boca cerrada: cuando se nada y cuando se está enojado” así que cuando la

4/27

 

CYBER-COR

RED

ERA

Servicio Informativo de y para la familia Naval Colombiana

Nº 240

 

 

 

 

 

 

abras, hazlo sin que tu interior molesto y enojado, te haga perder el rumbo de lo que deseas decir o expresar.

Y es muy cierto. Es por esa razón que con el tiempo he tratado de hacerlo cuando hablo, y de hacerlo con la calma que el espíritu es capaz de darme. Pero…, y ahí está el pero de, cómo hacerlo ante este vandalismo, caos, violencia e inseguridad que estamos viviendo, y padeciendo, y que día a día, tal ves sin quererlo, nos está consumiendo anímicamente y nos está creando una serie de fantasmas e intranquilidades ante la presencia de un posible futuro incierto.

Es inconcebible que un país como el nuestro, con una Democracia de tantos años, permita hoy que las huestes de izquierda estén cumpliendo el objetivo propuesto durante tantas décadas, de pasarlo a la izquierda socialista. De volver el país a un Estado que siga una línea comunista ya obsoleta, e insistan en que a punta de generar violencia y miedo puedan lograr sus objetivos. Es por esa razón que debemos unir esfuerzos de hecho y no de palabra, para contrarrestar estas huestes que con sevicia y odio desean destruir la paz y tranquilidad que hace algunos años atrás logramos volver a conseguir. Eso, no lo podemos permitir.

¿Pero cómo? Un interrogante que nace al ver que quienes tienen la obligación por constitución de protegernos, no lo puedan hacer en ninguna medida, pues la misma justicia, en cabeza del gobernante, les impide hacerlo, les prohíben el uso de las armas qué en su momento, mediante una ceremonia con bombos y platillos, se las otorgo para que las usaran en caso de tener que defender al país y a sus conciudadanos. Y lo más paradójico del caso es que, llegado el momento de tener que hacerlo, no lo pueden hacer y les es impedido so caso de juzgamiento y condena. Y ni siquiera hacerlo para defender su propia vida. Es algo incongruente.

Y ante este incongruente hecho los buenos nos preguntamos, y se lo hacemos al ejecutivo, ¿para qué tenemos entonces unas Fuerzas Militares bien armadas y una Policía bien dotada de ellas, sino pueden hacer nada?

Es duro el camino que se nos vislumbra para un futuro inmediato pues al tener estos impedimentos y sentir, ojalá esté equivocado, que las personas escogidas para imponer justicia se estén politizando y virando hacía la izquierda socialista, y aceptando que se permita el que se ataquen y menoscaben nuestros hombres de la Fuerza Pública, la incertidumbre se hace mayor. Además, es preocupante que algunos de estos señores se encuentran cuestionados y que estén siendo juzgados por corrupción moral y procesal. Entonces, ¿en quien confiar? ¿en quién creer?

Considero que es el momento oportuno, creo que aún no es del todo tarde, para dejar los escritos y las reuniones para hablar y no hacer nada. Se necesita apoyar con fuerza la paz y volver a salir a exigir nuestros derechos, a salir a enfrentar a los izquierdistas que piensan qué porque callamos y no salimos como ellos, les tenemos miedo. A solicitar y pedir a los entes gubernamentales, como es la Corte Suprema de Justicia, que se haga justicia sobre ellos, sobre sus desmanes, sobre sus acciones generadoras de violencia, sobre su arenga para que se continúe causando daño e infringiendo temor para lograr el objetivo no logrado en la contienda electoral.

Debemos salir, no podemos quedarnos quietos. Tenemos aún el amparo de la ley y de quienes a medias nos pueden aun defender.

No le dejemos la carga a quienes nunca han callado y que cuando se ha requerido, son quienes han salido sin temor alguno. A nuestros subalternos. Con nuestro grado y posición, debemos y tenemos que dar ejemplo. Reflexionemos, actuemos y exijamos nuestros derechos. Aún no es tarde.

¿ESTAMOS COMPARTIENDO EL COSMOS Y NO

NOS HEMOS DADO CUENTA?

Por: David Escobar Gómez, NA 42-044

Es una pregunta que se viene haciendo la humanidad desde que se inventaron las chancletas, en todas las culturas, en varias religiones; pero con distinto fin. Vamos a ver hasta dónde llegamos explorando el mundo desde nuestra apreciación libre..

No obstante, con los adelantos científicos, con los descubrimientos, muchos conceptos e inventos pasaron al olvido, pero aún quedan algunas creencias revoloteando en las mentes de las personas de escasa cuenta bancaria, o escasa materia del razonamiento abstracto

que no les permita ver más allá de la parada de los buses.

Una de las creencias que más dinero ha dado, es la de la inseminación artificial vía palomar. Todavía hay personas que se creen ese cuento. Aunque ya ha disminuido, según el censo del Dane.

Yo sostengo que no hay más vida que la nuestra. No lo puedo demostrar pero lo sostengo. Del sistema de vida que nos tiene en la jugada y que es universal, tenemos que saber aprovecharlo. Nada más. Empezando que nos falta mucho por descubrir, sin embargo, eso no quiere decir que no se explore el espacio. ¡No falta más¡

5/27

 

CYBER-COR

RED

ERA

Servicio Informativo de y para la familia Naval Colombiana

Nº 240

 

 

 

 

 

 

Hace pocos años se creía que el planeta Tierra era él único. ¡Falso! ya se sabe de más de dos mil por lo que alcanzan a mostrar los grandes telescopios, lo que significa que no es invento de ningún ser con ínfulas de sabio.¡ Y los que faltan!

Si hablamos a partir de los elementos de nuestra tabla periódica, ya se sabe también que están hasta por casa del carajo; que no hayan descubierto otros elementos, eso ya es otro cuento. Lo que significa, si esos elementos están bien lejos, que hacen parte de nuestro sistema que llamamos vida… ¿O, no?

Se imaginan o esperan que existan otra clase de seres tomando los alimentos y durmiendo en lejanas galaxias, bailando diferente, y con atributos más agraciados. Eso es pura y mera imaginación, y hasta bueno es para recrear el contenido neuronal, más ahora con la maldita pandemia.

Si se imaginan un planeta con iguales condiciones para la vida igual a la que cultivamos con esmero y fuerte ánimo de lucro. ¡Olvídense! . Vida no hay sino una.

Dependemos del sol, del agua, del oxígeno, y sobre todas las cosas materiales que nos ha puesto la naturaleza de papaya, hay una mucho más importante: el cerebro. El sol está en una galaxia, y como se sabe, haciendo parte de un sistema sideral con miles de galaxias más, que no se las nombro, por falta de tiempo. Pero el cerebro nuestro apenas puede dar razón de tres dimensiones, y si hay más, la Nasa da una fuerte recompensa al que de al menos, un indicio de la que sigue, para agarrarla por los cachos y obligarla a que nos muestre la realidad que no podemos digerir en nuestra mente terrenal, que no es que vaya muy lejos, pues es tan grande el Cosmos.... Es posible que en los próximos siglos

algún avispado se gane la recompensa con la ayuda de la inteligencia artificial y un tabaco grande de marihuana y la humanidad se deleite con otras dimensiones. Vamos a ver no digo, pues han de pasar muchos años y ya es hora de ver el presente con fortaleza y coraje.

Si creen que hay seres, o cosas, o visos de algo parecido a nuestra imagen y semejanza, pero sin sexo, tal vez lo encontremos en los ángeles. Muchas personas se lo creen; allá ellos. Como otros aseguran que hay naves que surcan los espacios y no se sabe si tienen plan de vuelo, y que nos vigilan, y que hasta bajan sus tripulantes a mamar ron sin que nos demos cuenta. Les dicen ovnis, platillos voladores. Objetos no identificados. Juran que existen y se gastan su billete en esas inquietudes. Allá ellos. Lo mismo los que creen en ángeles. Allá si saben a qué sexo pertenecen. De estos casos, no han podido palpar nada.

Lo que sí es cierto es la cantidad de naves que surcan todos los días llevando coca a domicilio, solo es hacer el pedido y ya. Que también puede llegar en moto o en bicicleta.

Existan o no otras formas, otros alientos, distintas maneras de hacer hijos en lejanos planetas, eso no debería preocuparnos, con los problemas que tenemos es suficiente. Y si creen que hay un Cielo, lleno de almas buenas, ya están armando excursiones para que vean como es la vaina; pero eso sí, cuestan su billete.

DERROTERO DE FILIPINAS HACIA MOLUCAS

Por: CN (RA) Mario Rubianogroot Román

Avanzando con el relato…… Magallanes, narrada en el anterior número de la “Cyber-

Corredera”; quiero recabar que mis referencias además de Wikipedia, han sido los libros de Patricia Cerdá con “Bajo la Cruz del Sur”, Mauricio Obregón en “De los Argonautas a los Astronautas” y Rafael Marín en su obra “Victoria-La Odisea de Magallanes y Elcano”, escritos que a la postre, están basados en el cronista y lenguaraz Antonio de Pigafetta. Lo que llamo derrotero de Cebú, pasando por Mindanao, Palawan, llegar a Brunei en Borneo, y finalmente a la isla de Tidore, o sea de las “Filipinas” hasta “El Moluco”.

A la muerte de Magallanes, su sucesor Duarte Barbosa, fue invitado junto con treinta de sus hombres, a un banquete, por parte del rajá Humabón a manera

de despedida. Hubo traición y fueron asesinados alrededor de 28 hombres entre capitanes y tripulantes. Importante registrar que el otrora esclavo de Magallanes, llamado Enrique el “Malayo”, resolvió quedarse, pues quienes asumieron el mando a la muerte del líder, no le reconocieron la libertad. Así mismo, nuestro cronista Pigafetta no desembarcó por encontrarse herido y tampoco lo hizo Juan Sebastian Elcano, por lo cual se salvaron de ser ajusticiados.

El resto de la tripulación decidió abandonar Cebú, navegar hacia el sur y al llegar a otra isla, y que por los nativos que salen a recibirlos, se enteran que se llama Bohol. “Es otro paraíso de arenas blancas”. Todos bajan a tierra. Unos lloran, otros rezan apretando sus crucifijos. No tienen quien los confiese y nos saben en qué longitud se encuentran. Andrés de San Martin era el único

que sabía medirla. Pero Albo sigue pregonando la latitud cada medio día”. (P. Cerdá)

6/27

 

CYBER-COR

RED

ERA

Servicio Informativo de y para la familia Naval Colombiana

Nº 240

 

 

 

 

 

 

El dos de mayo de 1521, acordaron, al solo quedar 117 hombres (incluidos 9 nativos de las islas) para tripular las tres naves y revisando la nao “Concepción”, la encuentran completamente infectada de gusanos de mar y carcomida por termitas y teredos, deciden quemarla, después de desocuparla de velas, banderas, toneles para el agua, leña, compases, cuadrantes, astrolabios, relojes de arena, hamacas… y seguir con las otras dos naos.

Por la mañana se reúnen en la playa para ratificar a Lopes de Carvalho como Capitán General y capitán de la nao “Trinidad”, que sigue siendo la líder. Gonzalo Gómez de Espinosa asume como capitán de la nao “Victoria”. Los oficiales y marineros de la

“Concepción” eligen su próxima casa en el mar según su intuición y su confianza en los oficiales que llevan las naves. La “Trinidad” queda con una tripulación de 51 europeos y la “Victoria” con 47. Pigafetta toma nota de todo.

Continúan navegando por un paraíso ajeno que no aparece en ninguno de los mapas que llevan. Magallanes lo tenía en la cabeza. Ha comenzado la temporada de lluvias, de modo que agua no les falta, pero el alimento escasea. Para llenar sus despensas anclan frente a una isla que eligen al azar porque todas son prometedoras. Es Mindanao y nuestro amigo Pigafetta baja con el Despensero; lo trasladan y su guía es Canaloa, quien lo lleva a su vivienda, donde una mujer viste el “sarong” prenda de seda amarilla muy fina. Al final cargan en un “balangay” hasta el tope de carne, arroz,

cocos y otras frutas que fueron intercambiados por cuchillos, tijeras, cascabeles y algunas telas.

No sabemos con qué criterio Carvalho se aparta del camino al sur que les llevaría hacia el ecuador, donde, recordemos que ya sabían dónde estaban ubicadas las Molucas. Recorren de isla en isla la zona del mar de Joló, al parecer perdidos y sin tener claro hacia dónde poner rumbo. No se fían de los aborígenes que encuentran y la situación de escasez empieza a ser muy preocupante otra vez. Terminan por encontrar la isla de Palawan donde se pueden surtir al fin de abundantes provisiones. Allí tienen noticias de la riqueza de la cercana Brunéi, en la isla de Borneo, donde acuden.

El 9 de julio de 1521……..Brunéi (en la isla de Borneo)

efectivamente cuentan con un gran número de población, y con un grado de civilización muy superior al de los lugares que han visitado hasta entonces. Al principio son bien tratados, pero el rajá Siripada retiene a Elcano, a Espinosa, y a otros hombres que habían acudido a verle como embajadores. Los de las naos, al cabo de quince días temiendo por la suerte de sus compañeros, atacan una flota que arriba al puerto. Elcano y Espinosa son liberados, pero el rajá todavía retiene a los demás. Espinosa mata

a un capitán local y envía su cabeza como amenaza al rajá para que les devuelva al resto. Al cabo de dos días de espera, terminan zarpando, quedando allí dos hombres y el "Joancinho” el hijito de Carvalho, recogido en Brasil y que su padre había enviado a tierra con el propósito de vender ciertas mercancías. Permanecieron en Brunéi 20 días.

Lo sucedido en Brunéi no gusta a nadie, y Lopes Carvalho recibe nuevamente duras críticas, por su comportamiento errático. Además, continúa el recorrido caótico de la expedición, hasta que poco después de salir de Brunéi una de las naves encalla. Localizan un puerto apropiado en una isla de difícil identificación entre Borneo y Palawan, que por los aborígenes saben que se llama “Balambangan”, que es otro paraíso natural de arenas blancas y bosque tropical. Los europeos la bautizan “Santa María de Agosto” porque llegan el 15 de agosto. Albo mide la latitud 7º norte. Todos bajan a tierra. Al sacar entre todos las quillas del agua para limpiarlas se encuentran con listones llenos de gusanos y caracoles diminutos que las han carcomido y podrido. Son reemplazadas por tablas que los calafateros reconocen de los árboles de la madera más dura y resistente a los parásitos. Se alimentan muy bien con cerdos, tortugas y frutas por los 37 días que permanecieron allí.

En estas fechas, mediados de septiembre, sucede un acuerdo por lo que cesan a Lopes Carvalho de la capitanía general y lo encierran. Asume Gonzalo Martin Méndez, aunque sabía más de cuentas que de navegación. Eliminado Carvalho de su peligroso puesto, tuvieron que ser dos hombres más recios los que se encargaran de las dos naos supervivientes y ahora enfermas. Y así, quedó la “Trinidad” la capitana a las órdenes de Gonzalo Gómez de Espinosa , quien desde la salida de Cebú ya había desempeñado la función de capitán de la nao Victoria, con el genovés Juan Bautista de Punzorol como su maestre y piloto. Por su parte, el experimentado y paciente Juan Sebastián Elcano, es nombrado como capitán de la nao Victoria, con Albo como su piloto. (Rafael Marín)

Bajo esta nueva organización, el plan es claro: “buscarán sin demora las Molucas, y volverán a España cargados de especias”. El 19 de septiembre de 1521, dejan “Santa

María de Agosto” (o Balambangan), con las velas completamente desplegadas, el viento favorable en popa los arrastra de inmediato a buen ritmo. Pero no se puede hablar de viento propicio cuando no se sabe para

7/27

 

CYBER-COR

RED

ERA

Servicio Informativo de y para la familia Naval Colombiana

Nº 240

 

 

 

 

 

 

dónde van. Ese mismo día se topan con un junco en el que van 10 hombres. Disparan sin herir a ninguno y los obligan a detenerse. Uno de ellos habla castellano. Informan que entre ellos va el hijo mayor del rey de Palawan. Pigafetta quiere saber por qué habla castellano y el explica que fue uno de los miles de moros que siendo niño tuvo que abandonar España después de la expulsión en 1492. -Serás nuestro traductor- exige Gómez de Espinosa. El Moro informa a sus compañeros que los europeos exigen 400 medidas de arroz, 10 cerdos y otras tantas cabras y 150 gallinas a cambio de la vida del príncipe. Entre otras el príncipe se llama Tuan Mahmud. Los juncos regresan antes de una semana llevando no solo lo exigido, sino también cocos, bananas, caña de azúcar y varios cantaros llenos de vino de palma. Los europeos corresponden la generosidad dando al príncipe un estandarte de Castilla y un traje de paño de Milán. Elcano obtiene de Mahmud una declaración de paz eterna con Castilla que el escribano Martin Méndez protocola en su cuaderno. Antes de volver a su junco, le indica a Punzorol qué rumbo debe seguir para llegar a las Molucas. En las semanas siguientes se vuelven piratas, que no quieren serlo,

pues cualquier barco que tenga la mala fortuna de cruzarse con ellos deberá pagar tributo. El 10 de octubre se cruzan con una embarcación tripulada con 20 moros. Gómez y Elcano se acercan. La tripulación se resiste. Mueren 8 moros y el resto se rinde. Tres de ellos son tomados rehenes en la “Trinidad” y obligados a conducirlos a las Molucas. Los nuevos pilotos-rehenes cambian el rumbo hacia el sureste. Pasan por ocho islas que forman como una calle. Una es Mindanao. Ya han navegado por allí. Al pasar cerca de la costa, dos de los rehenes saltan al agua y el que queda

acepta colaborar, toma el timón y va nombrando todas las islas por las que pasan, Ternate, Tidore, Motir, Makian, Bachian, Gilolo…. (P. Cerdá); octubre se convirtió en noviembre.

-Moluco - dice el piloto moro, señalando las dos islas gemelas en el horizonte, cada una con un cono montañoso perfecto, cubierto de bosques; estaban ya viendo los picos volcánicos de

aquellas islas, las de la Especiería. El 6 de noviembre de 1521, echan anclas frente a la isla de Tidore, la del Clavo. Allí pidieron permiso a su rey, llamado “Zuratan Al-

Mansur” o quizás “Almanzor”, por los españoles, para comerciar. Los europeos lo llenan de regalos como telas, paños y brocados y hasta le regalan el sillón rojo que usaba Magallanes. Sabiendo que su religión era la musulmana, sacrificaron los cerdos delante de él y le ofrecieron mejores condiciones que los portugueses; finalmente temiendo los estragos de las flotas de los Lusos, quiso convertirse en súbdito del rey

don Carlos, un tanto a la manera en que “Humabón” (el de Cebú) habia querido serlo, y hasta declaró que a partir de la llegada de los españoles tomaria su isla el nombre de Castilla (R. Marin).

Almanzor ofreció toda su ayuda y, como la ambición no conoce límites y el clavo de su isla todavía no estaba maduro, envió noticia de la presencia de los españoles a tribus amigas de un islote cercano, y en pocos días iniciaron el trueque y empezaron a llenar las bodegas de las dos naos. Es de anotar que dejaron de lado la canela y forzaron la paciencia en busca de los botones de flor tan aromáticos, porque vale más una moneda de oro que dos de plata y precisamente por ser tan pequeño el clavo ocupaba menos espacio en las bodegas de la “Trinidad” y la “Victoria”, con lo que la futura opulencia aumentaba cada día.

El 18 de diciembre de 1521, con las dos naves cargadas de clavo, se dispusieron para partir de regreso a España. Sin embargo, ese mismo día se descubrió una vía de agua en la “Trinidad”, haciendo necesaria una larga reparación. Se acordó que la “Victoria” volviera a España por la ruta de la India y que la “Trinidad” se quedase en el puerto de Tidore para ser reparada y regresar por el Pacífico hasta Panamá. El día 21 la “Victoria” partió en solitario hacia el poniente. Y desde aquí pretendo relatar la última parte de esta verdadera historia, cuando se completó la primera vuelta a la redondez de la tierra por parte de Juan Sebastián Elcano, como capitán de la nao “Victoria”.

¿COMO FUI A PARAR A CARTAGENA?

CAPITULO UNO

Por Miguel Florentín - MC19-24 - Paraguay

cruceros de lujo. Es decir, cualquier transporte civil.

Asunción, Paraguay.- 6 de enero de 1.969.

Al finalizar la secundaria me di cuenta que para el siguiente paso, mi vocación estaba centrada en los barcos, sólo que no tenían que ser militares, ya que me acababa de recibir de subteniente en una institución creada para

estudiantes. Entonces…basta..!! quería solamente barcos cargueros, pesqueros o

Había salido del cuartel empachado de uniformes, armas, orden cerrado y desfiles.

Deseaba relajar todo y estudiar sentado en una reposera en la cubierta de un transatlántico.

Después de meses de recorrer y fracasar, fui a dar -por fin- con una empresa marítima privada.

Con ellos pude concretar un acuerdo que me enviaría a una academia. No sé por qué, di por

8/27

 

CYBER-COR

RED

ERA

Servicio Informativo de y para la familia Naval Colombiana

Nº 240

 

 

 

 

 

 

sentado que se trataba de la famosa Escuela Náutica de Buenos Aires. La mentalicé y me sentí cómodo por la cantidad de parientes esparcidos en capital y provincia del vecino país.

Cuando faltaba poco para salir del país, me llamaron a la oficina.

-Tendrá que firmar este contrato que nos garantice su dedicación. Las cláusulas –como verá- indican que, si fracasa en el primer año, nos devolverá íntegramente el importe del pasaje, la matrícula de ingreso, precio de uniformes, examen médico, etc.

Si fracasa en el 2do año nos devolverá el 75% del total de los gastos.

Si usted regresa antes de terminar el último año, bueno, se supondrá que hizo un gran esfuerzo, entonces el reintegro que tendrá que hacernos, será menor. En otras palabras, el plan está hecho en una forma gradual que le indica a usted que es conveniente, terminar todo y recibirse. Ahí sí, su deuda sería cero. ¿Entendió?

-Comprendido, señor.- dije sin mucha convicción-.

-Además, como es menor de edad, necesitamos la firma de sus padres también.- agregó el gerente-.

-Todo bien señor. Con tal de que se trate de una academia civil, es decir: mercante, pues tanta milicia ya me hizo daño.

-Lógico. Este es el plan. Playa, sol, estudio y descanso. Clases hasta las 18 hs. y de ahí regreso al hotel. Bueno, si no es hotel, será una posada, una pensión. Al llegar le informan mejor. El hecho es que debe estar Ud. en Cartagena, dentro de una semana.

-¿Quee…? ¿Cartagena, España? ¿No voy a Argentina?

-No amigo. Se va al Mar Caribe. Buena suerte!!

Ya se escuchaba el ruido del avión en el aeropuerto, cuando todavía mi familia y amigos trataban de atajarme.

-No vayas, me decían, a un lugar tan lejano, a una carrera desconocida en Paraguay. Nadie de acá trabaja en el mar, este es un país mediterráneo.

Mis padres agregaban: - ¿Qué es eso hijo, por qué así? Vas bien en la facultad. Ya estás en segundo año de Ciencias Contables, eres joven y ya posees un local comercial en el centro de la ciudad.

¿Dejarás todo eso?

Cerca de la sala de embarque, mi novia tenía los ojos rojos ese día. Sus argumentos para retenerme, retumbaban aun cuando me acomodé en la nave.

Saludé poniendo la mano delante de mi rostro, para disimular mis lágrimas.

El paisaje se puso borroso desde la ventanilla, desde donde divisaba la tierra colorada y los montes aledaños.

Mi gente subió a una terraza habilitada a los visitantes. Los veía desteñidos y turbios hoy.

El avión indiferente a esas pequeñeces, despegó sin enterarse de penas ajenas.

Y más pronto de lo calculado, fui llegando a las escalas.

Sao Paulo, Caracas, Bogotá y finalmente, en un avión más chico, llegué a mi desconocido destino.

¡Cartagena de Indias!

El taxi que me sacó del pequeño aeropuerto se detuvo frente a un cuartel.

-¡Chofer espere, debe haber un error! Esta es una institución militar. Yo estoy destinado a una academia civil.

-Pregunte ahí amigo. -dijo el driver con mala gana, señalando hacia una garita.

Dudé antes de poner un pie en tierra. Recordaba las últimas palabras del gerente de “mi” empresa en mi calurosa Asunción:

-“Serán sólo tres años muchacho. Cualquiera aguanta 3 años. Ah y no te quiero ver por acá en ese lapso.

Te pagaremos el pasaje de regreso “solamente” al terminar los estudios. Antes... nada, pues si te apareces por acá antes de graduarte, pagarás lo que establece el contrato: 18 mil dólares al contado.”

Yo, que había recorrido toda la ciudad de Asunción, repartiendo curriculums sin éxito alguno, acepté sin dudar ese desafío. No me quedaba otra.

Pensé que el panorama era alentador.

Pero ahora, que sólo habían pasado algunas horas de aquello, yo ya empezaba a dudar de mis propios pasos.

-Buen día. –La voz del oficial de impecable uniforme blanco, me sonó como un disparo.

-Buen día oficial. Creo que tengo mal la dirección. Le pedí al chofer que me espere mientras usted me saca de la duda.

-¿A qué se refiere?

-Me indicaron que fuese a una Academia civil de marina. Acá tengo las instrucciones.

-Ya veo.- dijo el oficial de guardia, ocultando una sonrisa-.

-¿Dónde estamos? – (Mi voz sonó muy fina. Demasiado fina.) -Tranquilo. Esta es la única Escuela Naval que hay en Colombia. Se llama “Almirante Padilla”.

-Pero yo...-traté de explicar todo de golpe y comencé a sudar-.

Recordaba que la última vez que sudé así fue cuando me vinieron a cobrar por una moto Honda que había comprado en cuotas, y no tenía como pagar. Esa imagen me trajo a la realidad.

-Le explico –dijo el teniente- pero se lo voy a explicar una sola vez. ¿Está bien?

9/27

 

CYBER-COR

RED

ERA

Servicio Informativo de y para la familia Naval Colombiana

Nº 240

 

 

 

 

 

 

-Está bien. (acababa de entrar al régimen vertical) -Esta es una institución militar. Los estudios de la mercante, también se hacen acá en unas instalaciones anexas, que incluyen ensayos de estabilidad y estiba con barcos a escala y maquetas electrónicas. Esos cursos diferenciados se hacen mientras los otros alumnos (los que van a ser militares), se dedican a balística y estrategia en tiempos de guerra.

Una vez terminadas esas clases específicas, salen todos a formar y se juntan nuevamente para la vida militar diaria que incluye gimnasia, orden cerrado, armar y desarmar fusiles, ametralladoras, prácticas de desfile, terreno, zafarranchos de ataque a la unidad, etc.

-¡No! . No me diga eso, por favor. -Lo noto desanimado recluta! (Esa frase me terminó de matar.)

-Recuerde que esto no es una cárcel. Si quiere volver aproveche que el taxi está todavía acá.

-¿Volver? –dije como si la sola palabra se transformara en la pila de billetes que tendría que pagar al gerente en Asunción, como indemnización según el contrato. Los 18 mil dólares no los tenía mi padre y mucho menos yo.

-¿Volver? -repetí al tiempo que sentía que bajaba el aguardiente que me había tomado en el aeropuerto.

-Si, joven, volver si no le gusta. Nadie lo obliga a entrar.

-¡Acabo de firmar el pagaré de mi vida! Y acabo de cruzar toda la selva del Amazonas para llegar acá, a un lugar en donde uno se detiene porque se acabó el continente. Porque ya no se puede seguir.

Pagué al taxista con la palabra “recluta” resonando en mis oídos.

Al darme vuelta encontré al oficial que no se había movido. Ensayé un último lamento.

-Pensar que yo ya hice el cuartel. Soy subteniente del Ejército Paraguayo, y no veo la utilidad de ser nuevamente soldado por eternos 3 años.

-Quien le dijo que son 3 años.

Los cadetes militares, de instituciones como ésta hacen sus estudios en cuatro años. Y usted –si es un verdadero subteniente- debería saberlo.

-Cuatro añ...? WTF Taxiii ...socorro

……………………………..

Un cadete me acompañó a retirar el fusil, el uniforme y además me mostró “cordialmente” donde queda la peluquería. Al rato, ya parecía yo un astronauta, debido a la ropa 3 talles más grande.

El encargado de vestuarios, me llamó la atención por mi protesta. Y al final agregó: esa ropa se va a tener que lavar tan seguido, que pronto estará en su talle.

Uffff… Matemáticas

Ni me imaginaba que adentro me esperaban las clases de matemáticas más difíciles de mi vida. Yo, que siempre saqué la nota necesaria para salvar nada más, me las tuve que ver de entrada con Cálculo diferencial. Al año siguiente con Cálculo Integral. Cuando ya moría, tuve que rendir Análisis Vectorial y Resistencia de Materiales.

ADENTRO

Como yo había llegado un día antes (por errores atribuibles a la distancia), y sabiendo que ya había hecho el servicio militar, me ordenaron que recibiera a los nuevos aspirantes que iban llegando.

En una mesa especial y con un libro de prolijas páginas con columnas, iba yo anotando a los asustados estudiantes de blanco cutis y barba incipiente.

Al primero, lo traté bien, al segundo y tercero también.

Para cuando llegaron los demás, ya se me salió el tenientillo que llevaba adentro y les comencé a gritar.

-¡Aquel! el del bolso azul! ¿Dónde cree que está? ¿En un kilombo?

-El oficial de guardia, que yo creí que no me miraba, estaba satisfecho con mi tarea. No obstante, se acercó despacio, cuando iba yo por el número 33 de los melenudos y al oído me dijo:

-Va bien, va bien, si solo pudiera cambiar la palabra kilombo, que acá no la usamos, por otra, no sé,.. burdel, por ejemplo?

-Numero 34 al frente. ¿Está dormido?. ¿Viene usted de un... burdel o qué?

Para el numero 132 ya estaba yo más suave. Un poco por cansancio y otro poco porque me di cuenta que estos iban a ser mis camaradas por cuatro años.

COMIENZA EL CALVARIO

No sé ustedes, pero para mí, cuatro años es mucho tiempo.

De subteniente universitario, me convierto en cadete de primer año otra vez. Por un contrato mal firmado, tendré que ser un recluta con conocimiento cero. En el escrito no se aclaraba, que los estudios no debían ya ser militares por razones obvias. Yo ya había cumplido con el requisito del servicio militar. ¡Basta!

Mi padre, un coronel de carrera, que había pasado por todo esto, estaba... feliz.

Yo no.

Era consciente de que podía dar marcha atrás y volver por donde vine.

Mi joven rebeldía me pedía eso, además hubiera querido melena, tatuajes, marihuana, rollers, volumen a full para oír a Pink Floyd, Bob Marley, más marihuana, etc. Sólo tuve tiempo de tener

10/27