<> Cyber-Corredera

Cyber-Corredera

|| Servicio informativo del enfermero Pinto

Informativo virtual para integrar la familia naval colombiana

Nº 109

Agosto / 2009

www.cyber-corredera.de

Unidos por el mar

y exhaustos por el último poste


NUEVA DIRECCION ELECTRONICA: enfermero@cybercorredera.com


CARLOS ENRIQUE OSPINA, ALMIRANTE E HISTORIADOR

Palabras pronunciadas en la Casa de Bolívar de Bucaramanga, por Jorge Serpa Erazo / 38-182, en la Sesión Especial de posesión del Sr. Vicealmirante Enrique Ospina Cubillos /21-165,

como Miembro Correspondiente Nacional de la Academia de Historia de Santander, el pasado 21 de agosto.


Para iniciar la grata y honrosa presentación del señor Vicealmirante Carlos Enrique Ospina Cubillos, en esta solemne sesión de la Academia de Historia de Santander, primero trataré de comentar a los distinguidos miembros, algunos aspectos de la condición humana y académica del apreciado recipiendario y su naturaleza como persona entregada a la Historia. Carlos Enrique Ospina se ha destacado especialmente en una tarea creativa y efectiva en el plano investigativo, huyendo del oropel y de la vanidad. Su trayectoria se ha destacado por su entrega, por acudir gustoso y diligente allá en donde se reclama su presencia para reflexionar y aclarar nuestro pasado, expresando siempre en voz alta su criterio y conocimientos

Esa actitud desenvuelta y desprendida, ha tenido traslado a la producción escrita, aunque el distinguido Oficial Naval, nunca ha estado preocupado por ofrecer obras extensas o de lucimiento personal, y ha preferido, la proximidad y el contacto, disputando en términos siempre cordiales y amistosos, con quienes están interesados en polemizar con sus puntos de vista. De ahí, pues, el acierto y la bondad del tema que ahora nos ocupa: Encuentro con la Ruta Libertadora en el Río Magdalena 1812. Por fin, después de doscientos años, se podrá contar con un repertorio fiel y ajustado a la verdad.

Como lo señalará seguidamente el señor Vicealmirante Ospina, la campaña de 1812, hasta la fecha, es un relato disperso, de difícil localización, pero de indudable interés e influencia, de cita obligada y de alusión continua en nuestra Historia Patria. Y la tarea que se va a realizar, resulta afortunada por dos razones. Por un lado, porque el entusiasmo que le ha puesto, permite el acceso directo a los lugares de una historia hasta ahora diseminada aquí y allá, desparramada en lugares dispares y alejados. Por otro, porque la coherencia metodológica del señor Vicealmirante y su madurez, lograrán que la investigación no tropiece con incongruencias que desorienten y permitan desajustes cronológicos.

De todo ello, lo primero que podrán apreciar los avezados historiadores reunidos aquí en esta histórica Casa (donde el Libertador Simón Bolívar se albergó, desde el 1º abril hasta el 9 de junio de 1928), es la disciplina y el profundo entusiasmo que Enrique Ospina posee para hacer las cosas. No en vano fue un Cadete Naval, que por méritos, fue seleccionado para estudiar en la Escuela Naval de Chile, donde en 1957, en Valparaíso, ascendió a Teniente de Corbeta; más tarde, en 1975, fue el primer comandante de un submarino en Colombia, luego de haber obtenido respectivamente, en el Perú y en Alemania, la especialización y el título de Ingeniero en Submarinos; luego, en 1983 por sus logros académicos fue designado Director de la Escuela Naval Almirante Padilla, reconocida como prestigiosa universidad. En cuanto a su dedicación y pasión por la historia es importante mencionar que se especializó en Conservación y Restauración del Patrimonio Arquitectónico y fue Director del Museo Militar de Colombia; además es el Vicepresidente de la Academia de Historia Militar, miembro de la Academia Colombiana de Historia, Academia de Historia Aérea, Academia de Historia Policial y Presidente del Consejo de Historia Naval de Colombia.

Es también placentero destacar, entre otras, la publicación donde plasmó su investigación que tituló “La marina de Guerra en el Conflicto Amazónico?, publicado, con lujo de detalles, por Villegas Editores, en 1994. Este, el resumen de su trayectoria como marino de guerra e historiador, para ser breve, resaltando logros y destacando merecidos reconocimientos.

Así las cosas, la conmemoración del Segundo Centenario de la Independencia, permitirá la consolidación de la investigación regional, dedicada a ese importante capítulo de nuestra historia, que abarcará, en su conjunto, segmentos más especializados de la historia social y económica, y supone una tarea necesaria y útil como difícil de llevar adelante. Una de las dificultades más serias proviene de la escasa circulación de artículos y hasta libros realizados sobre el tema. Otra (conectada con la anterior), deriva de la ausencia de órganos comunes a la investigación histórica regional, que difundan, de manera sistemática y regular, los resultados que cotidianamente se generan desde Cartagena hasta Ocaña. Una tercera reside en la falta de continuidad de reuniones sobre temas comunes o próximos, a lo que hay que sumar la porfiada persistencia de muchos investigadores en mantenerse incomunicados, que para beneficio de la Historia Colombiana hoy, con esta reunión, se rompe. Valga la pena resaltar que con la honrosa acogida de la Academia de Historia de Santander, por la grata invitación de su presidente el doctor José Miguel Pinilla Gutiérrez y de su vicepresidente Dr. Edmundo Gavassa, con la importante y significativa presencia del Doctor Luís Eduardo Páez García, Presidente de la Academia de Historia de Ocaña y con los Directivos del Consejo de Historia Naval de Colombia, aquí presentes, se ha iniciado con esplendor y realce el referido proceso.

Todo ello puede ayudar a explicar porqué esta investigación, para lograr los adjetivos propuestos, se apoyará en tres parámetros:

1) Investigación regional dedicada al bajo Magdalena, donde están los departamentos de Santander, Norte de Santander, Magdalena y Bolívar.

2) Investigación orientada a rescatar las tradiciones, actividades sociales y económicas de la época.

3) Estudio minucioso de los hechos ocurridos entre 1810 y 1819.

Los trabajos entonces proveerán, en mayor o menor medida, información sobre actividades consideradas significativas en el período. Y, por lo tanto, facilitarán un conocimiento minucioso de la historia del norte de Colombia.

De esta manera se ofrecerá amplia gama de referencias en vertientes como la política, lo militar o lo social; otros, intentarán brindar enfoques globales que ubiquen aspectos como la producción, el comercio o las finanzas en un marco más complejo.

Precisamente, las limitaciones del tema radican que, hasta la fecha, no se ha hecho una correría para repasar, de manera directa y en el sitio, lo ocurrido en época de la independencia, pues sólo se dispone de huellas, lo cual obliga a un ejercicio riguroso de investigación de las fuentes, escuchando relatos y conociendo tradiciones.

La idea del Almirante Ospina para recobrar nuestro pasado es digna y exigente, entusiasta y rigurosa; es la posición de quien no abdica en el logro de sus objetivos y creencias. De hecho, como en todos los temas históricos se puede polemizar con los análisis y se deben confrontar las diferentes ideas y tesis, si las hay. Es así como él nos ha enseñado.

En efecto, la tarea que el señor Vicealmirante Ospina se ha propuesto y que es apoyada por el Comandante de la Armada Nacional señor Almirante Guillermo Barrera Hurtado, a quien es preciso hacerle un justo reconocimiento por su interés en el proyecto, es fundamental y permitirá conocer la realidad de nuestra historia en un momento y en un tiempo en que la propia historiografía colombiana precisa las bases para conmemorar debidamente los doscientos años de la gesta libertadora.

Señores miembros de la Academia de Historia de Santander, hoy tenemos el privilegio de vincular por primera vez a un Almirante de la Armada Nacional de Colombia como Miembro Correspondiente Nacional. Solo me resta enfatizar que la mejor fisonomía de Carlos Enrique Ospina Cubillos es su modestia humana, su grandeza intelectual, su entrega y su generosidad.

¡ Bienvenido a la Academia de Historia de Santander, señor Almirante Ospina !


ENCUENTRO CON LA RUTA LIBERTADORA

EN EL R?O MAGDALENA 1812

Vicealmirante ( R) CARLOS E. OSPINA CUBILLOS

Presidente Consejo de Historia Naval


Hoy, lleno de agradecimiento y orgullo me presento ante esta patriótica y distinguida Academia de Historia de Santander, para ingresar a ella, compartir con ustedes nuestros esfuerzos y proyectos y recibir sus valiosos conocimientos.

Ante todo quiero agradecer a ustedes, señor Presidente de la Academia , señores miembros y a usted Dr. Jorge Serpa, la gentil diligencia que han tenido, el permitirme ingresar como miembro a esta insigne Academia de Historia. Gracias por sus palabras de presentación Dr. Serpa, su bondad y cualidades que usted tiene como escritor, han convertido la sencilla vida de un viejo marinero, en una gran imagen, una imagen que se convierte para mi en un reto, Dr. Serpa, tenga usted la seguridad que pondré todo mi esfuerzo en tratar de ser esa persona que usted tan gentilmente ve en mí.

Llegar a esta bella tierra de Santander, con nuestro bagaje de inquietudes históricas, es llegar a la fuente de la independencia de nuestra patria, es sentir con emoción que más allá de la discusión por un florero, las raíces de la libertad se principiaron a tener en estos campos, en estas montañas, en estos ríos. Cada pedazo de este Santander, cada gota de sangre de ustedes encierra las profundas y primeras raíces de la independencia de Colombia. Aquí nacieron y murieron nuestros primeros héroes, desde los remotos indígenas esta tierra ha producido valientes hombres y mujeres que llevando en alto la bandera de la libertad, nos fueron señalando la ruta de la libertad y participando decididamente en ella nos dieron el ejemplo, de dar la vida por ese ideal. Tengan la seguridad, que en esta solemne ceremonia que ustedes nos ofrecen, sentimos el homenaje que ustedes hacen a la Armada Nacional y el Consejo de Historia Naval. Trataré de llegar a esta Academia con el respeto y la atención necesaria para encontrar con ustedes, maestros y herederos de una gloriosa tradición histórica, nuevos conocimientos y nuevos impulsos para seguir buscando en las aguas de nuestros mares y nuestros ríos, la valiosa participación de héroes conocidos y desconocidos, lugares y personas que hoy merecen nuestro reconocimiento.

Señores académicos, permítanme recordar un principio que hoy nos une a todos nosotros: la historia es la continua y casi eterna búsqueda de la verdad, es encontrar en las lejanas raíces de nuestro vivir, los sucesos, las personas, los lugares que contribuyeron a formar lo que hoy somos. Pero no solamente a encontrar, sino algo aun más complejo, ordenar, valorar y algo esencial, difundir estos conocimientos. En casos especiales, como fue la formación de nuestra joven república los sucesos fueron rápidos y muchos de ellos, por diferentes razones, no quedaron suficientemente registrados. Hoy gracias a muy valiosos y dedicados investigadores tenemos parte de la historia, pero aun queda mucho por investigar y creo que dentro del cuestionable y bajo interés que actualmente se da a la enseñanza de la historia patria en nuestros colegios, la celebración del Bicentenario de la Independencia , nos ha dado un nuevo aire de entusiasmo patriótico y la celebración de diferentes eventos llena a nuestro pueblo con ese sentimiento tan importante en una nación, como es sentir en las manos el tricolor nacional y en el corazón el calor de una patria que nos une a todos, y nos recuerda que hoy somos lo que somos gracias a la visión y al sacrificio de quienes lucharon por nuestra libertad. Qué bellos y valiosos sentimientos, así lo aprendimos nosotros cuando en nuestra juventud asistíamos a las clases de historia de Colombia en nuestras escuelas y colegios. Hoy desafortunadamente, las cosas han cambiado, los pensum de estudio no consideran en su debida importancias esta cátedra y no va a ser fácil su pronta recuperación, pero mientras tanto la labor de las Academias y la de los que creemos en la importancia de nuestras raíces, puede y debe ser de gran valor, especialmente en este momento en que la celebración del Bicentenario se ha convertido en un programa de la Presidencia de la República y por ello merece y tiene el apoyo de todas sus instituciones. No hay duda que cada caso es diferente, cada Institución, cada región tiene sus propias metas, sus propios problemas, sus propios sistemas para realizar sus labores, pero yo creo que intercambiando experiencias y opiniones podemos integrar, realizar o mejorar nuestros proyectos. Es por eso que hoy estamos ante ustedes, venimos con sencillez y con mucha atención a contarles nuestro programa y a solicitarles sus opiniones, sus consejos y su apoyo.

El Consejo de Historia Naval, a través de sus análisis encontró que dentro de las valiosas acciones de nuestra Independencia, las desarrolladas en el Río Magdalena por Simón Bolívar, a finales de 1812 y principios de 1813, merecían más investigación, análisis y mucho más relieve histórico. En especial, porque fueron las primeras aplicaciones estratégicas y tácticas, en nuestra patria del genio de nuestro futuro libertador. Por ello hoy en esta ceremonia, iniciamos dentro de nuestra programación un viaje exploratorio, por el río Magdalena, queremos planear con conocimiento real, la celebración de un gran evento próximo en que un grupo de estudiosos caminaremos y navegaremos por la ruta que Simón Bolívar y su grupo de valientes guerreros transitaron en la llamada Campaña de 1812.

Este viaje preparatorio nos permitirá señalar la ruta definitiva, los lugares más importantes, las personas a quien acudir, las posibles edificaciones o ruinas que tengan valor histórico, la memoria histórica de sus habitantes, los posibles registros escritos, los colegios donde podemos dar conferencias, así como las facilidades logísticas de cada lugar. Todo ello nos ayudará a planear la fase final, que se realizará dentro de poco tiempo y como evento del Bicentenario de la Independencia. Hemos pensado que este evento futuro, tenga un gran peso histórico, que en él participen las Academias de Historia de la región y que nuestro tránsito por la ruta escogida sirva como un reconocimiento, que hoy hacen nuestras generaciones a los pueblos y a los herederos de esa valiosa gente que hace casi 200 años entregó sus hijos, sus bienes, su vida a un pequeño ejército que bajo el mando de un valiente soñador fue consiguiendo nuestra libertad. Queremos resaltar la participación de nuestras comunidades que fue muy importante y al hacerlo reconocer su colaboración en la gesta emancipadora y hacerlas profundamente participes del agradecimiento de todo la patria y con todo entusiasmo hacer que ellos sientan que son parte íntegra de la formación del gran país que hoy tenemos.

Y en la parte histórica, aunque hemos investigado valiosos estudios de esta campaña, queremos profundizar y en lo posible aclarar algunos eventos en sus fechas, en sus lugares y sus efectos. Esto es muy importante en la historia militar, pues el ganar o perder un combate, es parte de toda una cadena de eventos, que generan cambios no solo militares, sino también políticos y económicos. Por ejemplo, esta campaña de Bolívar, tuvo un gran efecto estratégico, tomó posesión del río Magdalena, ese bello y gigantesco río, tan olvidado por nosotros, pero que en su tiempo era la única ruta de acceso al interior del país. Derrotar a las fuerzas realistas que cerraban esta importante y única vía de llegada a Santafé, fue un invaluable triunfo, que aun tiene mucho por analizar.

Normalmente al leer el desarrollo de esta campaña, las fechas nos señalan una lógica secuencia, pero cuando se toma un mapa y se van siguiendo las rutas, con sus distancias y sus accidentes, el tiempo se convierte en un factor real y limitante. Posiblemente las fechas de iniciación y término de cada evento sean reales, pues históricamente existen documentos, pero lo que sucedió entre ellos, especialmente el desplazamiento de un lugar a otro, merece ser evaluado y al hacerlo podemos encontrar por ejemplo que en menos tiempo se hizo más, quizá con grandes y desconocidos sacrificios, o que se usó otro medio de transporte, o que se marchó día y noche sin descanso o que se usó una ruta más corta o que la preparación y alistamiento se hizo mucho antes. Estas y muchas conclusiones más, las buscaremos en estas investigaciones sobre el terreno. Quizá no cambiemos fechas, pero sí es posible que encontremos nuevos valores y sacrificios que hicieron los patriotas para cumplir con rapidez y sorpresa sus objetivos militares. Veamos un ejemplo y sus posibles análisis.

Simón Bolívar llega a Cartagena a finales de octubre de 1812, con el profundo dolor de su reciente derrota, sentimiento que manifiesta en una carta al General Miranda donde le dice: “después de haber agotado todos mis esfuerzos físicos y morales ¿Con qué valor me atreveré a tomar la pluma para escribir a usted, habiéndose perdido en mis manos la Plaza de Puerto Cabello? Mi corazón se halla destrozado con este golpe…? En muy pocos días escribe tres documentos de profundo valor, donde plantea en forma vehemente la trágica situación de Venezuela y entre otras cosas, la manera de militarmente atender la situación. Estos documentos especialmente el llamado Manifiesto de Cartagena, escrito el 15 de diciembre 1812 lo va señalando como líder y va marcando el inicio de su fama y prestigio militar. Al leer este documento, poniéndonos en el contexto de la época, encontramos la mente organizada y con visiones claves y planeadas del guerrero, que fue incapaz de quedarse quieto en el pequeño puesto de Barrancas, sobre el río Magdalena, donde fue destinado y desde allí inició la gloriosa campaña de 1812 y su continuación llamada la Campaña Admirable. En ambas aplicó los principios militares que ya había estudiado y publicado, la rapidez, la sorpresa, la ofensiva y sobre todo en la planeación de sus campañas partía de una idea muy interesante y que le dio resultados: partir con las fuerzas disponibles y a lo largo de su marcha ir aumentándolas con gente de la región y con los recursos que fuera obteniendo de su accionar militar y del apoyo del pueblo a su causa. Algo que parece muy sencillo y lógico, sin embargo no siempre se aplicaba y muchas veces esperando refuerzos se perdía valioso tiempo y oportunidades. Claro que este accionar representaba un riesgo, pero Bolívar con temperamento audaz y su inmensa capacidad de rápido análisis y de acercamiento a las comunidades, logró con esta política reunir un ejército triunfador, partiendo del pequeño grupo puesto bajo sus órdenes en el pequeño caserío de Barrancas.

Al continuar su vida militar en Cartagena, es reconocido su grado de Coronel y se le asigna bajo las órdenes del coronel francés Pedro Labatut quien dirigía la campaña contra Santa Marta. Labatut lo destina como comandante de un pequeño destacamento en Barranca, cerca de la boca del Canal del Dique en el río Magdalena. Y aquí principian las preguntas que buscamos aclarar, algunos historiadores plantean la idea que este traslado a un lugar lejano ordenado por Labatut era un medio de separar a Bolívar de su entorno y evitar ser opacado. Esto puede tener algo de verdad, pero a su vez aunque Barranca estaba lejos, es conveniente aceptar que su presencia sobre el río era importante, pues funcionaba como una puerto de control de Cartagena para los productos procedentes de Santa Marta, su ciudad rival. Situación equivalente a la que hacia Santa Marta en Tenerife con los productos de Cartagena. Según algunos autores Bolívar encontró en ese destino 70 soldados, otros dicen que 200, en ambos casos la cifra verdadera es importante porque ellos fueron el inicio de su campaña. Documentos de valor histórico certifican que Bolívar tomó posesión de su cargo en Barrancas el 21 de diciembre de 1812 y el 23 de diciembre de 1812 o sea dos días después, en un ataque sorpresa toma el Puerto de Tenerife. Como ven ustedes, al reconstruir en el terreno una acción, van apareciendo una serie de factores que nos obligan a pensar en realidades físicas que deben encajar y así van surgiendo nuevas teorías. En este caso, ayúdenme ustedes a hacer un ejercicio, partiendo de datos fijos y conocidos.

Según estas teorías Bolívar llegó a Barranca el día 21 de diciembre y el 23, dos días después se tomó Tenerife. Este movimiento lo hizo sin informarle a su jefe militar Coronel Labatut, quien posteriormente lo denunció por desobediencia. Tenerife está aproximadamente 58 kilómetros de Barranca, aguas arriba. Champanes y canoas, aguas arriba tienen una velocidad entre 3 y 4 kilómetros por hora, o sea de Barranca a Tenerife son 20 horas. Según los promedios de la época fue un mínimo de día y medio de navegación, o sea de los dos días disponibles empleó uno y medio en navegación, quedando disponible solamente medio día para preparar todo lo realizó.

Por lo anterior Bolívar llegó a Barranca el día 21 y se posesionó y el día 22 de madrugada debió zarpar con sus 200 hombres (posiblemente en 10 embarcaciones) aguas arriba para alcanzar a estar el día siguiente, el 23 en la toma de Tenerife. Esto es posible únicamente bajo la condición de que al llegar Bolívar el día 21 a Barranca, ya tuviera todo listo para de madrugada iniciar su campaña o sea: la decisión de abandonar su cargo, estudiados los movimientos militares que iba a realizar, claridad en sus metas, listas las tropas, reunidos los botes y aprovisionados al mínimo para unos días, etc. En una tarde, es difícil que en un pueblo remoto se hubiera podido hacer esto, por tanto debe haber una explicación y aquí principian a aparecer las hipótesis y una de ellas puede ser la siguiente: Simón Bolívar fue trasladado a Barranca por su jefe militar Labatut, pero en realidad pudo ser que en forma secreta, el presidente del gobierno del Estado de Cartagena Rodríguez Torices, animado por los éxitos de Labatut en el Bajo Magdalena y Santa Marta, autorizó a Bolívar para iniciar la campaña de liberación del río Magdalena lo antes posible (sin conocimiento de Labatut) y para ello ordenó alistar personal y material, para que al llegar Bolívar pudiera zarpar casi inmediatamente, como efectivamente se hizo. Son ideas que nacen y que vamos investigando, por ahora las podemos afirmar en lo siguiente:

Bolívar llegó a Barranca y a las pocas horas prácticamente zarpó con sus fuerzas fluviales listas y equipadas.

Lo hizo sin el permiso de su jefe militar Labatut, algo extraño en un militar como Bolívar. Posteriormente Labatut le abrió un proceso por insubordinación, pero el Presidente Rodríguez Toríces no le hizo caso y apoyo a Bolívar.

En un mensaje dirigido al Congreso de la Nueva Granada desde Gamarra el 8 de enero de 1813, Bolívar dice textualmente: “tengo la satisfacción de participar a usted que habiendo sido encargado por el gobierno del Estado de Cartagena de pacificar los lugares que ocupaban los enemigos en el sur de la provincia de Santa Marta, desde la Villa de Tenerife hasta la ciudad de Ocaña, he logrado poner en libertad la navegación del Magdalena?. Documento que explica su actuación y da a entender su posible convenio, con el Presidente del Estado de Cartagena, previo a su viaje a Barranca.

De su llegada a Barranca hasta el término de la Campaña en Gamarra no tuvo ni tiempo ni oportunidad de dirigirse a Cartagena para pedir permiso de abandonar su puesto y zarpar aguas arriba, por tanto, la autorización que menciona y que el presidente respaldó la tenía que tener desde su misma salida de Cartagena y si eso fue así también debió ordenarse previamente al alistamiento de su tropa y sus medios logísticos.

El historiador Vicente Lecuna, en su libro, “Crónica Razonada de los Guerras de Bolívar?, insinúa esta teoría y de ello dice textualmente: “Al parecer las operaciones se efectuaron con conocimiento del Gobierno de Cartagena pero sin la autorización de Labatut?.

Tendríamos ante nosotros, si esto se comprueba, una muestra más de la genialidad de Simón Bolívar, durante su corta estadía en Cartagena, con la claridad de sus pensamientos, sus memoriales públicos y su visión estratégica convenció al cuerpo de políticos de Cartagena de sus planes militares y posiblemente logró del Presidente su respaldo para que al llegar a su lejano destino, encontrar unas unidades y tropas listas y zarpara casi inmediatamente a liberar el río Magdalena. Si podemos encontrar pruebas históricas de estos sucesos, podríamos agregar a los triunfos militares de la campaña de 1812, un triunfo más, el éxito político que facilitó su iniciación y borrar la idea de que su vida militar en nuestras tierras la inició con una desobediencia militar.

Ven ustedes como unos análisis de fechas y la reconstrucción en el terreno de unos sucesos pueden generarnos nuevas preguntas, y así vamos a hacer en cada etapa, siempre bajo meta histórica de la búsqueda de la verdad, lo único que lamento, es que al encajar estas acciones dentro de espacios de tiempo tan estrictos, tenemos que analizar y posiblemente descartar otra versión que dice que Bolívar antes de iniciar su campaña viajó a Salamina a buscar recursos. Si esto fuera cierto, la ruta se extendería de 58 kilómetros a 122 kilómetros , distancia ya imposible de recorrer en dos días. Por tanto, a menos que Bolívar hubiera llegado a Barrancas antes del día 21, es una etapa que no se cumplió y lo lamento porque en ella la leyenda popular, hacía aparecer a Anita Lenoit. Bella mujer que según la tradición se encontró en esa región con el joven Simón Bolívar y en bellos y apasionados momentos se juraron amor eterno, amor que, diferentes a otros pasajeros del libertador perduró años después hasta cuando Bolívar volvió a bajar el río ya dirigiéndose a sus últimos días en Santa Marta y puerto por puerto fue preguntando por Anita Lenoit. El destino no permitió que se encontraran y ella, llena de tristeza y soledad falleció en Tenerife, años después de su gran amor. Un día, leyendo estos relatos, me dejé llevar por la magia y el encanto de ese amor frustrado y dejando en el margen mi rigidez histórica me fui a Tenerife a buscar la tumba de Anita Lenoit, tristemente no la encontré, pero con la ayuda del sacerdote del pueblo ubiqué a un anciano enterrador que había trabajado en el cementerio y él me llevó al campo santo, se paró en medio de dos pequeños monumentos y señalando la delgada franja entre ellos me dijo, Almirante aquí hace muchos años estaba la tumba de Anita Lenoit, aquí permanecía un pedazo de su lápida, desafortunadamente los años pasaron y ya no queda nada… y con sus ojos llenos de tristeza, lentamente se fue alejando sin esperar más preguntas.

Señores, permítanme volver a la realidad. En una Academia, uno debe venir lleno de respuestas y nuevos conocimientos. Hoy he venido ante ustedes, mis nuevos maestros, a contarles mis inquietudes y a llenarlos de preguntas. He venido con el Consejo de Historia Naval a contarles como estamos planeando la correría que haremos dentro de un tiempo y a compartir las preguntas a las cuales esperamos encontrar respuesta, con el compromiso que las respuestas también ustedes las sabrán. Estamos convencidos que con la ayuda de todos ustedes haremos una tarea patriótica, pueda que las respuestas históricas, aun se nos escondan en archivos y bibliotecas, pero el puro sentimiento de que logremos despertar en nuestras comunidades la inquietud por nuestras raíces y la admiración por nuestros héroes, hace que sintamos y compartamos la alegría de la patria al cumplir 200 años de su independencia.

El Maestro Germán Arciniegas dijo alguna vez “Cuando Bolívar entra a hacer su Campaña de 1812,… su campo de acción inicial es la propia tierra en donde se había iniciado la Revolución de los comuneros…?, sabias palabras que resumen el acierto y la suerte que hemos tenido en nuestra institución histórica naval, de iniciar este estudio de la ruta libertadora de Simón Bolívar en el río Magdalena, precisamente con esta solemne ceremonia realizada en una casa cuyos muros aun guardan los pensamientos, los pesares, los sueños y las ilusiones de nuestro libertador. Una casa que hoy representa y encierra los esfuerzos que en 1908, 1928 y 1946 realizaron valiosos catedráticos para buscar y reunir la historia de este valeroso pueblo que desde mucho atrás, más allá de los 200 años, sembró las ideas de libertad y que a pesar de que la injusticia, el engaño y el cadalso los trató de vencer, esa fuerza interior se mantuvo y nuevamente brotó y brotó hasta ser fundamental en la libertad que un día culminó en el Puente de Boyacá.

Gracias por recibirnos en esta ceremonia, gracias por compartir sus conocimientos con nuestra tarea de investigación y sobre todo gracias a ustedes por permitirnos sentir en esta ceremonia el calor, el patriotismo, el orgullo de este pueblo de Santander que tanto ha dado a Colombia, pueblo de héroes conocidos y de muchos aun desconocidos, héroes que al igual que los de ayer y de hoy, debemos buscar, estudiar y honrar. Señores Académicos, la Patria nos necesita, cada nombre que pongamos en el pedestal que merece, es una piedra más que refuerza los cimientos de nuestra Colombia y quizá en un remoto lugar del más allá, produzca una sonrisa de agradecimiento en el alma de alguien que murió por nosotros y que con orgullo ve que su sacrificio no fue en vano y que hoy esa Colombia que ayudó a crear y defender se llena de horizontes de paz, felicidad y de progreso.

Muchas gracias.


¡ FIRMES MI TENIENTE !


Desde su creación, en 2005 por el señor Almirante Mauricio Soto Gómez, entonces Comandante de nuestra Marina de Guerra, el Consejo de Historia Naval de Colombia ha trabajado en todo lo relacionado para rescatar documentos, archivos, libros y elementos con valor histórico; además se prepara para divulgar la historia patria, reevaluando y exaltando las grandes hazañas y acontecimientos de la historia naval de Colombia dentro y fuera del país. En la hora presente, el presidente de Cohisna, Vicealmirante Enrique Ospina, el Vicepresidente y los consagrados Consejeros, siempre apoyados por el señor Comandante de la Armada Nacional, Almirante Guillermo Barrera Hurtado, con motivo del bicentenario de la Independencia, organizarán los actos apropiados para conmemorar debidamente y en su oportunidad, los triunfos patriotas, resaltar las acciones marinas y fluviales y rememorar a nuestros próceres navales, con la colaboración de algunas academias departamentales. Con el objeto de asesorar profesionalmente, de acuerdo a las técnicas modernas de investigación histórica al Consejo de Historia Naval y trabajar conjuntamente, fue seleccionada y dada de alta, en servicio activo luego de cumplir los requisitos, con el grado de Teniente de Corbeta la historiadora Loida Niño Franco.

La Teniente Niño Franco es una distinguida bumanguesa, que adelantó estudios profesionales en la Universidad de Industrial de Santander obteniendo en marzo del 2004 el título de Historiadora. Además obtuvo en la Universidad de Pamplona, el titulo de Licenciada en la enseñanza y educación de las Ciencias Sociales en septiembre de 2004. Para ello realizó una práctica docente en el Instituto Nacional de Enseñanza Media Diversificada INEM, en donde ejecutó un programa pionero educativo de las Ciencias Sociales a partir del manejo de imágenes, música, dibujo y critica lectora de temáticas geográficas – políticas e históricas. Posteriormente, ingresó a la Maestría en Historia Política en la Universidad Industrial de Santander con la tesis de grado acerca de la conformación de los Estados Soberanos en el siglo XIX, a partir de la creación del Ejército. Caso específico sobre las fuerzas Armadas en el Estado Soberano de Antioquia 1857 – 1885. En el ámbito laboral se desempeñó como auxiliar del Centro de Investigaciones de la Escuela de Historia de la UIS desde 1998 hasta 2002. Investigó las reformas del Ejército Neogranadino 1832 – 1854, como proyecto adscrito a COLCIENCIAS (1999 a 2002). Se desempeño en el CDIHR en el proyecto de la Santandereanidad en el 2005. Fue docente de la Universidad Industrial de Santander en las asignaturas de Ciencias Políticas, Sistemas Políticos, Historia de Colombia y metodología de la Investigación. A su vez dirigió el Departamento de Práctica Integral Docente en la Facultad de Estudios Avanzados de la Universidad de Pamplona (sede Bucaramanga). Ha publicado varios artículos en revistas académicas y estuvo vinculada en la elaboración de Nihiliadas, siendo ésta importante obra dirigida por el conocido historiador e investigador Armando Gómez Ortiz (qepd). En Educación básica secundaria se desempeñó como docente en el Colegio de La Presentación, Glenn Doman Escuela Precoz y en el Colegio Bilingüe Nuevo Cambridge. Para concluir solo resta manifestar que la Teniente Loida Niño es la simbiosis de la Inteligencia con la belleza.


CURSOS 34 Y M11

BOLETIN PREPARATORIO

CELEBRACION 50 AÑOS DE INGRESO A LA ESCUELA NAVAL

APRECIADOS COMPAÑEROS RECLUTAS DE LOS CURSOS 34 Y M-11:

CON TODA ATENCION DESEO REORDARLES QUE EL DIA 14 DE ENERO DE 2010 CUMPLIMOS 50 AÑOS DE HABER INGRESADO A LA ESCUELA NAVAL, HECHO QUE DEBE MOTIVAR A LA PREPARACION DE UN ACTO CONMEMORATIVO DE ESPECIAL IMPORTANCIA Y PIENSO QUE TENEMOS EL TIEMPO JUSTO PARA ORGANIZARLO.

ANTE TAL INQUIETUD ES IMPORTANTE RESALTAR QUE ESCRIBO A TITULO PERSONAL YA QUE NO REPRESENTO LA VOCERIA DEL GRUPO SOLO PRETENDO OFRECER MI COLABORACION YA QUE TENGO FACILIDADES PARA LOS CONTACTOS INSTITUCIONALES Y CUENTO CON UNA BUENA BASE DE DATOS COMO PRESIDENTE DE ACINPA PARA SOLICITAR LA COLABORACION EN LA TAREA MAS IMPORTANTE CUAL ES LA DE CONTACTAR, SI ES POSIBLE, A TODOS LOS COMPAÑEROS DEL 34 Y CON LA COLABORACION DE HECTOR SANCHEZ A LOS COMPAÑEROS DEL M11.

COMO TODOS SABEMOS, NUESTRO INGRESO FORMAL A LA ARMADA NACIONAL FUE EL 14 DE ENERO DE 1960. PARA EFECTOS DE LA CELEBRACION, EL DIA 14 DE ENERO DE 2010 ES UN JUEVES, LO CUAL NOS FACILITA ESTRUCTURAR UN BUEN PROGRAMA A PARTIR DEL JUEVES EN LAS HORAS DE LA TARDE HASTA EL SABADO, EL DOMINGO SE RESERVARIA PARA REGRESAR A NUESTRAS SEDES DE RESIDENCIA.

ESTE PRIMER BOLETIN TIENE POR OBJETO INICIAR LA LABOR DE CONTACTO PARA LO CUAL SE REQUIERE UN BUEN DESPLIEGUE DE INFORMACION POR TODOS LOS MEDIOS ESPECIALMENTE DE NUESTROS COMPAÑEROS CERCANOS Y AMIGOS DE LA ARC Y, SI SE REQUIERE, SE HARIAN UNAS PEQUEÑAS CUÑAS EN MEDIO DE CIRCULACION NACIONAL, A FIN DE TENER LA MAYOR CANTIDAD DE PARTICIPANTES, OJALA SEAMOS TODOS.

CON TODA VOLUNTAD ME OFREZCO COMO CENTRO DE ACOPIO DE INFORMACION DEL CURSO 34 Y HECTOR SANCHEZ YA SE OFRECIO PARA HACER LO PROPIO CON EL CURSO M11.

COMO INICIO, A CONTINUACION LES HAGO LLEGAR LA LISTA DEL CURSO 34 Y PARTE DEL M11. EN LA ESCUELA NAVAL ME ESTAN GESTIONANDO LA LISTA FALTANTE DEL M11.

CORDIAL SALUDO DE SU COMPAÑERO GUILLERMO BONILLA AMAYA. TELEFONOS EN BOGOTA 3174577, CELULARES 3112571368, 3176695903 EMAIL gbonillaus@yahoo.com


EN MEMORIA DE OFICIALES Y MIEMBROS DE LA FAMILIA NAVAL FALLECIDOS


ALMIRANTE JAIME BARRERA LARARTE

Por tu digno conducto nos permitimos enviarle nuestras condolencias a nuestra querida Dora de Barrera de quienes siempre guardamos los mejores recuerdos.Abrazos

Cap.Ariza y Olga


Por favor dejar saber a la familia del señor almirante Jaime Barrera nuestro sincero pesar por su deceso.

Augusto Vanegas y Familia


Con profundo pesar registramos el sensible fallecimiento del señor Almirante Jaime Barrera Larrarte quien fuera el superior y amigo entrañable. Hoy goza de la dicha eterna a la diestra del señor. A su familia nuestras mas sentidas condolencias.

Vicealmirante Jaime Jaramillo Gómez, señora e hijas


Lamento profundamente el fallecimiento del señor Almirante Barrera, quien dejo aquí en Barranquilla un grato y querido recuerdo.

Gracias por sus frecuentes e interesantes envíos.
Atentamente,
Fernando Carlos Avendaño Puche
Oficial (r) del Ejercito. Reserva activa.


ELVINIA ALFONSO DE CARRANZA

AGRADECIMIENTO

Ante la imposibilidad de hacerlo personalmente a todos y cada uno de los compañeros y amigos que dieron a mi familia un aliento fraternal por el fallecimiento de nuestra Señora Madre, abuela, tía, suegra y amiga, Elvinia Alfonso de Carranza, en nombre de cada uno de los integrantes de la misma y por su intermedio doy la gracias por tan sensible gesto que llena de aliento a nuestra propia vida para seguir el camino que Dios nos ha trazado. La amistad sincera lleva al alma a sentir lo mejor que el hombre pueda tener en su limitada naturaleza material, sabiendo que las personas que así se expresaron nos tienen en su corazón. Un saludo fraternal,

Julio César Carranza Alfonso


TENIENTE SEGUNDO TOMAS TAYLOR ROBINSON

AGRADECIMIENTO

En nombre de mi Sra. madre, hermanos y toda la famila Taylor, deseo expresar mis sinceros agradecimientos a los cybercorrederos y en general a toda la familia Naval, por la solidaridad y expresiones de condolencias por el fallecimiento de mi Sr.padre Tte. Segundo (Oficial de Clase) Tomas Taylor Robinson.

Un fuerte abrazo y bendiciones

Henry Taylor


ZAFARRANCHO GRAFICO


CONDECORACION

El CN Alejandro García es condecorado con la Medalla de Servicios Distinguidos por el Director General Marítimo Contralmirante Jairo Peña Gómez


CONTI EDUARDO URIBE VARGAS EN BOGOTA

En días pasados el Conti Eduardo Uribe Vargas / 35-069, estuvo de visita en Bogotá donde fue atendido por sus compañeros y amigos. En la fotografía aparecen de izquierda a derecha: Valm Sergio Oliveros / 34-014 (anfitrión), Jorge Serpa / 38-082, el homenajeado, Gladys de Serpa, Amparo de Oliveros, Teresa de Uribe, Bertha de Monsalve y Valm Pedro Monsalve / 34-010.


DIA DEL PADRE PARA OFICIALES DE LA RESERVA EN ACORE

Celebrando el "Día del padre", oficiales de la reserva fueron atendidos en ACORE -Cartagena-, donde disfrutaron exquisitos licores, ricas viandas y hermosa música. En la fotografía aparecen el Capitán Vides, el Capitán Ramírez y el Teniente EJC Jaime Ardila, acompañados de sus queridas señoras.


VISITA PROTOCOLARIA DE OFICIALES EN USO DE BUEN RETIRO AL NUEVO DIRECTOR DE LA ESCUELA NAVAL DE SUBOFICIALES

Siguiendo la tradición Naval, el día 06 de agosto de 2009, un grupo de oficiales radicados en la ciudad de Barranquilla, realizaron visita protocolaria al nuevo Director de la Escuela Naval de Suboficiales. En la foto de izquierda a derecha CN (r) Mauricio Bejarano Urrego (79-007), CF (r) Francisco Romero Ballesteros (03-065), CN (r) Bernardo Rincón Alonso (11-), CN Juan Manuel Soltau Ospina (84-113), TF (r) Antonio Ayala Paredes (26-003), CN (r) Enrique Román Bazurto (17-031), CC (r) Carlos Troncoso Collazos (04-096) y CF ?lvaro Medina Rodríguez (88-070).


INSIGNIAS DEL TENIENTE GENERAL ROJAS PINILLA

De manera errada se ha informado por diferentes medios que las insignias del Presidente y Teniente General Gustavo Rojas Pinilla eran "cuatro soles". Como se puede observar en esta fotografía, el General Rojas como Teniente General, tenía dos estrellas y un sol en el centro. Además Rojas Pinilla no ha sido el único Teniente General en Colombia, basta recordar entre otros a Germán Ocampo, Regulo Gaitán y Rafael Sánchez Amaya.


CYBER-CORREO DE LA ARC "LULU"

enfermero@cybercorredera.com


DEL CYBER-EDITOR A CYBER-CORREDERO

Estimado Teniente de Lavalle,
usted tiene razón en parte. El ARC Bahía Solano mencionado ya no existe o mejor dicho existió solo por poco tiempo - hace ya unos añitos. Con su permiso pondré la historia del Bahía Cupica con mucho gusto en la lista he historias de buques y actualizaré el dato sobre la LCU-251.
Con mucho interés me gustaría publicar historias de otros buques,...
Atentamente
TFES(r) Francisco Rodríguez / 74-065


ADORABLE SALUDO

Un saludo especial a todos los que adoramos la ENAP

Desearía suscribirme a la Cyber-corredera.

Oscar Salcedo/ 80-092


ESPLENDIDAS FELICITACIONES
Mi querido enfermerito:
Buenos días.
Excelente los artículos que en cada uno de los CyberCorredera nos haces llegar. Felicitaciones por ese arduo y esplendido trabajo que realizas para deleite de quienes somos tus suscriptores.
Abrazos and happy new year...
El Viejo George
.:/ 38-049


ESPERANDO CORDIAL E IMPORTANTE CYBER-MENSAJE
Hola enfermero Pinto como estas, cordial siete tres, como dirían los radioaficionados de antaño, o no se si lo dicen todavía, pero bueno quisiera publicar una nota biográfica sobre mi Sr.padre Tte. Segundo (QEPD) Tomas Taylor Robinson ya casi esta lista y espero contar con un breve espacio en la Cybercorredera.

Mil gracias
Capitán de Navío Henry Taylor / 64-089


GRATA CYBER-PRESENTACION

Apreciado Enfermero Pinto, cordial saludo.

Me permito presentar al señor TF (R) Luís Fernando Carvajal Afanador / 54-003 quien se desempeña como Piloto Maestro en Santa Marta, desea reencontrarse por este medio con amigos y compañeros y recibir la cyberpublicación.

Su email es pilotosmarcaribe@telecom.com.co

Atentamente,

CF(R) Francisco Acosta Montañez / 86 - 032


DESEO CUMPLIDO

Apreciado enfermero Pinto:

El Sr. capitán de altura y tf (R) Antonio Ayala Paredes (26-003), desea ser incluido en el envío de correspondencia, de antemano le agradece su atención. El correo del capitán Ayala es: (PERINAV_LTDA@HOTMAIL.COM)
saludos mil.

Cn (R) Mauricio Bejarano Urrego/ 79-007


URIBE CYBER-BUSCA A PIÑEROS

Me podrían ayudar a enviar un cordial saludo a Carlos Alberto Piñeros Schuster/ 42-110 quien fue compañero de colegio en el Colegio Calasanz de Bogota por allá por los anos 1958 al 1962.
Por esa época Carlos Alberto vivía muy cerca de nuestra familia en la Calle 74 abajo de la carrera 17. Su padre se caso con una alemana y tuvieron varios hijos.
Me acuerdo que Carlos Alberto se descolló como actor infantil en uno de esos programas para niños en la TV colombiana en el ano 1960.
Mi nombre es Emiro Uribe Amaya y mi dirección es:
muribe@satx.rr.com


CYBER-SERVICIO INFORMATIVO

Señores
Asociados y Amigos LIMCOL
Reciban un atento saludo.
La dirección de la Revista La Timonera se permite informar que entre los días 31 de agosto y 4 de septiembre estaremos recibiendo los Artículos para la Revista la Timonera de la Edición del mes Diciembre.
Contamos con sus artículos.
Cordialmente
Flor Mercedes Mayorga Linares
Directora Revista la Timonera
TEL Fax: (57 1) 6372218
Fax (57 1) 6372229


CYBER-ACLARACION

Enfermero Pinto:

Aclaro mejor mi dirección y nombre la solicitud de inscripción:

Perdomo Quesada Orlando/ 36-005, CCES. mi dirección es orlandopq@gmail.com


OPORTUNO MENSAJE

Gracias por la información. oportuna como siempre.

Mi nueva dirección electrónica:
fernando.carlos@telecom.com.co
Gracias.
Fernando Carlos Avendaño Puche /


BUSCA LISTA DE CONTIS IMPORTANTES

Buen día Enfermero Pinto

Director Cyber - Corredera

Nuevamente me dirijo a usted señor Jorge y agradezco de antemano la atención prestada al mensaje enviado el pasado 15 de julio, al recibir la llamada el pasado 6 de agosto.

Después de la conversación vía telefónica, me gustaría saber, si ustedes cuentan con un listado de personajes que pasaron por la Escuela Naval. Puesto que en el proceso de recopilación de información, se tiene programado realizar una sección, la cual se encargará de exaltar la labor de algunos personajes, quienes han hecho historia en el país.

Estaré atenta a una pronta respuesta, muchas gracias por su colaboración y apoyo con la institución.

Atentamente,

Catalina Zambrano Cortes

Comunicadora Social

Revista La corredera ENAP: Cel 3176803115


CYBER-SERVICIO

Estimado Enfermero Pinto, con toda atención le solicito publicar en el próximo numero de nuestra prestigiosa cyber revista el siguiente aviso:
Vendo Apartamento de 82 metros cuadrados con 01 parqueadero y deposito
Se encuentra ubicado en la Av. Boyacá con calle 148 costado occidental
Conjunto Residencial Sevilla y cuenta con tres habitaciones, sala comedor, cocina y cuarto de ropas, dos baños y vestier en la habitación principal, las habitaciones son alfombradas y la zona social se encuentra con pisos de madera.
El conjunto cuenta adicionalmente con piscina y fitness infantil, homa teather, guardería y parque infantil, salón de juegos y tecnología, 2 salones comunales, gimnasio, squash, jaula de golf, senderos de trote y bussines center.
Valor $170'000.000,00 negociables
El apartamento es para estrenar en segundo piso con ascensor (estrato 4)

información en los teléfonos 615 9524, cel 320 856 7673, cel 314 475 0752
CFLAM Omar Javier Espinosa Pulido / 90-036


POSEE CORREDERA SIN CARATULA

Atentamente solicito la suscripción a la cyber-corredera. Además les comunico que poseo la Corredera No.72 de diciembre de 1.971, pero la carátula no esta en buenas condiciones.

Agradezco de antemano su atención.
Luís Figueroa / 61-012


CYBER-EMPRESARIO

Mi muy estimado Enfermero Pinto, pongo a disposición de toda nuestra querida Familia Naval, nuestro nuevo negocio www.soportronics.com, fabricamos, diseñamos e instalamos toda clase de soportes para televisores LCD,PLASMA o LED, con garantía de por vida y los despachamos a cualquier lugar del mundo, adjunto nuestro catalogo y nuestro volante publicitario.

De igual manera seguimos ofreciendo nuestros servicios de desarrollo en nuestra empresa de software www.crearsoft.com, paginas Web profesionales y todo en soluciones empresariales para la Web.

Cordialmente,

ALF IM Jaime Andrés Jiménez G / IM 25-089


Cyber-mascaron de Proa

Cyber-corredera

E-mail: enfermero@cybercorredera.com

Suscripción gratuita. Derechos Reservados.

Se invita a divulgar la información aquí contenida, citando la fuente. Si usted no desea seguir recibiendo este informativo virtual, por favor infórmelo vía e-mail