<> Cyber-Corredera

Cyber-Corredera

|| Servicio informativo del enfermero Pinto

 
    
Informativo virtual al servicio de la familia naval colombiana  

FUNERAL DEL SEÑOR ALMIRANTE JAIME PARRA RAMIREZ

El viernes cinco de enero  a las 06.00, en el sector Alfa del Muelle de la Base Naval ARC Bolívar, se realizaron honores fúnebres navales  al Señor Almirante Jaime Parra Ramirez,  presididos por el Señor Almirante Guillermo Barrera Comandante de la Armada Nacional, la asistencia del Vicealmirante Edgar Celis, Vicealmirante Jaime Parra Cifuentes, Contralmirantes Gabriel Arango,  ?lvaro Echandia,  Roberto García y Ricardo Gálvis; estuvieron presentes Doña Candelaria Juan de Parra,

sus hijos Jairo, Néstor Agustín y Arturo, sus nueras y nietos,  almirantes y oficiales suboficiales  retirados, El gobernador de Bolívar, el alcalde de Cartagena, el Comandante de la Policía de Bolívar, representación del personal naval de las  unidades operacionales y  dependencias de la guarnición  naval. Allí,  tomó la palabra el Señor Almirante Orlando Lemaître Torres, quien con acento sentido hizo un recuento de la vida del Señor Almirante Parra, exalto su  calidades humanas, sus cualidades profesionales,   resaltó los dones de líder y su espíritu marinero.

Concluidos los honores, en tierra  el féretro del Señor Almirante Parra fue conducido  a bordo de la fragata “ARC Independiente” por seis tripulantes del buque y colocado en la popa  al costado de estribor;  posteriormente, se embarcaron en la fragata los familiares e invitados, minutos después, la unidad zarpó, hizo transito por la bahía y puso rumbo al área Zulú, ubicada aproximadamente a 10 millas al oeste de Bocachica.

En cercanías de las coordenadas previstas para cumplir  la ultima voluntad del Señor Almirante Parra  como es  entregar su cuerpo a las profundidades del mar Caribe, se realizó un corto oficio religioso a cargo del Capellán de la Fuerza Naval del Caribe, se efectuaron honores de pito de acuerdo con  el Ceremonial Marítimo,  se retiro y se dobló al estilo marinero el Pabellón Nacional que cubría el féretro;  se retiró la parte superior del mismo, con precisión cronométrica, los seis marineros tomaron el cuerpo del Señor Almirante Parra que previamente había sido  envuelto en un talego de lona,  (que él mismo había seleccionado tiempo atrás para ese propósito),  lo colocaron sobre  una  plataforma de madera ubicada sobre la borda perpendicular a la línea de crujía,   a manera de balancín; de inmediato inclinaron hacia estribor dicha plataforma y en coordenadas latitud 10º 19.7’ Norte y longitud 75º 38.7’ oeste se entregó al mar el cuerpo del Señor Almirante Jaime Parra Ramírez.  Por el sistema general de altavoces (megáfono) del “ARC Independiente” se escuchó una pitada corta y a continuación: “Almirante Jaime Parra Ramírez sale…..” sentencia que  caló en el alma y estrujó  los corazones.

En las mismas coordenadas anteriores, se lanzó una corona al mar como homenaje de  la Armada Nacional  al Señor Almirante Parra. El “ARC Independiente” efectuó una evolución,  por el costado de  estribor a la altura donde flotaba la corona formó la tripulación  y se realizaron los últimos honores al hombre que desde Grumete, escaló  todos los grados de oficial, se ungió con los galones dorados del almirantazgo, tomó el timón de los destinos de la Armada Nacional  y sirvió a Colombia con la fuerza de un  espíritu patriota y el empeño arrollador de su personalidad marinera.

Acto seguido, en la cubierta de vuelo de la fragata, el  Señor Almirante  Guillermo Barrera con sentidas palabras les entregó a Doña Candelaria, a Jairo, Néstor Agustín y Arturo el Pabellón Nacional que cubrió el féretro y una carta de navegación (Col. 201), con la ruta trazada hasta el área Zulu  y las coordenadas donde descansan los restos mortales.

 

Resumen del funeral escrito por el señor Contralmirante Jairo Cardona Forero


PALABRAS DEL SEÑOR ALMIRANTE ORLANDO LEMAITRE TORRES

Jaime Parra Ramírez ha partido al encuentro con la eternidad, El grumete,  el Suboficial,  el Cadete, el Brigadier Mayor, el oficial más antiguo de su promoción, más adelante, el Teniente, el Capitán  y el Oficial de insignia, en el desempeño sucesivo de cargos como   oficial de División, Jefe de Departamento, Segundo Comandante y Comandante de  distintas unidades mayores  de la fuerza naval;  Comandante  de la Fuerza Naval del Atlántico; Segundo Comandante y Comandante de la Armada,   para finalmente  alcanzar allí en este cargo, por primera vez,   el máximo rango del  escalafón Naval:  Almirante  de la Armada Nacional.
 
Jaime Parra Ramírez, el Almirante ungido con  tres estrellas, fue  marino por naturaleza - fue un marino integral.
Su carrera  transcurrió  a bordo de los buques, siempre en el mar,  las aguas del mar, que  quiso siempre,  fueran albergue final de su  cuerpo, el cual en breves minutos estaremos embarcando a bordo de la ARC  independiente,  para entregarlo a las profundidades  del mar Caribe, dando cumplimiento a sus deseos.
Como recuerdo vivo, deseo  mencionar brevemente algunos rasgos del Almirante Jaime Parra, en  el transcurso de su carrera de marino que  fue  muy dura desde sus inicios. Sin embargo,  ello no fue óbice para sobreponerse y  obtener siempre el primer puesto en los estudios que realizó  y   en los distintos cursos que hizo  como oficial.
El almirante Parra fue un amante de la lectura, dedicó innumerables horas a  los libros.-  mucho de su tiempo libre lo dispuso para  estudiar  historia y analizar episodios tácticas y estrategias de la guerra naval.
El almirante Parra también se caracterizó como un buen amigo de sus compañeros y siempre brilló por la lealtad con superiores y subalternos.
En su condición de  Comandante desarrolló   inmensa  actividad social. Fue un hombre de recios principios morales y profesionales.
Quiso y supo afrontar serios desafíos al  mar,  como aquel viaje en  el velero "Antares" hacia 1956, que  el mismo construyó con tres compañeros utilizando madera  del putumayo,  y desde  Puerto Leguízamo  se lanzó en una aventura marinera hasta  Cartagena, llevando como tripulación dos  neófitos en la briega y la  maniobra de veleros.
Permanecer por más de tres años consecutivos, como segundo comandante, de las fragatas Almirante Padilla, Capitán Tono y Almirante Brion,  en aguas de Corea.
Soportar dos días de tormenta - frente a las costas de los Estados Unidos - a bordo del ARC Antioquia en la condición de  Comandante, adoleciendo la unidad de graves problemas estructurales y de estabilidad que impedían una  adecuada maniobrabilidad.
He querido presentar  a todos ustedes,  en palabras sencillas  y de manera sucinta,  lo que fue y representó  para mí  el Almirante Jaime Parra Ramírez. Y hoy,  antes de entregarlo a las profundidades del Caribe, lo presento   como paradigma del  oficial naval colombiano. El amó la institución con pasión, sin reparos e incondicionalmente, hasta el último aliento de su existencia y el postrer estertor de su inmenso corazón de marino.
Candelaria, Jairo, Néstor, Agustín, Arturo, familiares, compañeros, amigos, miembros de la Armada Nacional,  el mejor homenaje para el Almirante Parra es mantenerlo vivo en el cofre de nuestros recuerdos para que sus enseñanzas, su ejemplo y su condición de hombre probo  constituyan una   luz de guía, para las generaciones que se preparan en el trajinar de las cubiertas y en  arte de la profesión naval.
En la Escuela Naval de Cadetes rezará así en su epitafio: En el mar su tumba y aquí su recuerdo
Muchas gracias

 
REGISTRO FOTOGR?FICO
 

El viernes cinco de enero  a las 06.00, en el sector Alfa del Muelle de la Base Naval ARC Bolívar, se realizaron honores fúnebres navales  al Señor Almirante Jaime Parra Ramírez,  presididos por el Señor Almirante Guillermo Barrera Comandante de la Armada Nacional, la asistencia del Vicealmirante Edgar Celis, Vicealmirante Jaime Parra Cifuentes, Contralmirantes Gabriel Arango,  ?lvaro Echandía,  Roberto García y Ricardo Galvis.  Allí,  tomó la palabra el Señor Almirante Orlando Lemaître Torres, quien acongojado y  nostálgico hizo un recuento de la vida del Señor Almirante Parra, exaltó sus  calidades humanas, sus cualidades profesionales, resaltó los dones de líder y su espíritu marinero.


Altos oficiales de varias promociones se hicieron
presentes en el funeral

Concluidos los honores en tierra,  el féretro del Señor Almirante Parra fue conducido  a bordo de la fragata “ARC Independiente
La unidad zarpó, hizo transito por la bahía y puso rumbo al área Zulú, ubicada aproximadamente a 10 millas al oeste de Bocachica
El féretro del Señor Almirante Parra fue  colocado a bordo  de la fragata “ARC Independiente” por seis tripulantes del buque, en la popa,  al costado de estribor.

En las coordenadas previstas para cumplir  la última voluntad del Señor Almirante Parra , de  entregar su cuerpo a las profundidades del mar Caribe, se realizó un corto oficio religioso a cargo del Capellán de la Fuerza Naval del Caribe, se efectuaron honores de pito de acuerdo con  el Ceremonial Marítimo,  se retiro y se dobló al estilo marinero el Pabellón Nacional que cubría el féretro.
Seis marineros tomaron el cuerpo del Señor Almirante Parra que previamente había sido  envuelto en un talego de lona,  (que él mismo había seleccionado tiempo atrás para ese propósito),  lo colocaron sobre  una  plataforma de madera ubicada sobre la borda perpendicular a la línea de crujía   a manera de balancín; de inmediato inclinaron hacia estribor dicha plataforma y en coordenadas latitud 10º 19.7’ Norte y longitud 75º 38.7’ Oeste se entregó al mar el cuerpo del Señor Almirante Jaime Parra Ramírez.

“Almirante Jaime Parra Ramírez sale…..” sentencia que  caló en el alma y estrujó  los corazones
 

Fotografías enviadas por el  Sr. Caml. Cardona Forero y el Sr. CR IM Chepe Calderón Zambrano.